EN VIVO

Música en claridad

Mujica: muchísima gente no tiene de qué vivir y creer que lo pueden hacer con una canasta de 1.000 pesos por mes es una ilusión; por eso batallamos por una vaca mucho más grande
01/04/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/04/MUJICA-2020-04-01.mp3
Descargar Audio

En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente de la República José Mujica analizó “los anuncios sociales” del gobierno para ayudar a “los pobres” de nuestro país ante la emergencia sanitaria y la crisis económica y remarcó “la necesidad” de hacer al efecto “una vaca mucho más grande”.

Mujica primero resumió “los diversos anuncios que ha hecho el gobierno desde el punto de vista de la economía (…) en dos capítulos”, el primero “dedicado a las empresas medianas y pequeñas tratando de establecer políticas de crédito flexible” y el segundo orientado a generar “facilidades para las obligaciones que puedan tener” comprometidas “esas empresas”.

Después abordó “los anuncios sociales” ligados “a la vida de los pobres” y señaló que “se establece el compromiso de duplicar el presupuesto de las tarjetas Mides por única vez, unas 85.000 más o menos”; “determinaría que recibirían unos 700, 800 pesos por cada niño o niña” en “enero y “febrero”.

Al mismo tiempo, “se le encomienda al INDA, esto es también política del Mides, instrumentar unas 300.000 canastas alimenticias para otras tantas familias y si estamos por el costo corriente de las canastas del Mides, oscilan entre 700 y 1.000 pesos. Eso sería una canasta por mes”, por lo que “esos serían los ingresos que tendrían esas 300.000 personas que no tienen seguro de paro, que están en negro, que trabajan en la calle, muchas son sirvientas que no están registradas, otros son vendedores ambulantes”, casos que “eran muchos más” antes de que gobernara el Frente Amplio.

Pero como “las calles no funcionan por las medidas restrictivas” que “tiende a respetar el grueso de la población y eso está bien”, sucede que “muchísima gente no tiene de qué vivir, y suponemos que con una canasta de 1.000 pesos por mes, es una ilusión creer que puedan vivir. Por eso no tiene que sorprender que florezcan por acá y por allá ollas populares, solidarias, es la solidaridad de los pobres que hace lo que puede”.

Y entonces, “si sumamos estos dos elementos, (que) son lo central de la política de los pobres, no solo hay que respaldarlo” sino además “multiplicarlo” porque “es totalmente insuficiente y tenemos que tener conciencia de esto. Es por esto que ese Fondo que se ha hecho necesita aportes mucho más grandes, más importantes porque (…) 300.000 familias no van a vivir con una canasta de 1.000 pesos mensuales, es imposible. Por eso hemos estado batallando, haciendo de fogoneros, porque no es un problema de apoyar al gobierno, hay que apoyar al Estado”, puntualizó.

Es así que el Estado “tiene un desafío enorme por delante y es la herramienta que tenemos y tenemos que darle recursos, tenemos que convencer a este gobierno de que tiene que generar recursos a partir de multiplicar la cantidad de hombros que apoyan. Por eso hemos estado batallando en la necesidad de una vaca mucho más grande que incluya a todos los que pueden, un poquito a todos los que pueden, porque los hay”. “Banca privada ganó 340 millones de dólares el año pasado, le fue muy bien. ¿No podía poner un 10%, 30 o 40 millones para esta vaca?”, razonó.

Además, “hay muchísima gente que puede colaborar con algo a través de los diversos mecanismos que tiene el Estado. Si no multiplicamos el aporte, no tendremos recursos para solventar la situación en que está muchísima gente”. “Este es un problema de hoy que va a repercutir en el mañana”, tal como “si hay 70.000 y pico de personas en el seguro de paro, esto va a multiplicar los gastos del BPS y es un desafío que tiene el gobierno” ya que “la capacidad de recaudación, herida la economía, seguramente va a bajar”.

“Por todo esto, insistimos, creemos en la necesidad de abrir mucho más los ojos” cuando toda esa gente que recibirá “esa canasta de 1.000 pesos, necesitaría 7, 8, 10.000 pesos por mes para poder tirar este tiempo lleno de dificultades”. Y esto sería “impensable” de solventar con “los recursos” a obtener de “este impuesto a determinada categoría de empleados públicos”, porque “le puede producir unos 4 millones de dólares por mes, 5, mucho más no va a ser. Lo vamos a apoyar pero eso no alcanza, ni por asomo”.

“Este país” con una larga tradición de solidaridad social y asistencia estatal a las personas en dificultades, debe “entender que no puede dejar al bardo a 300 o 400.000 personas y que en definitiva, apretándonos un poquito (…) es posible multiplicar los recursos para atender esas necesidades de hoy” porque “lo que se ha prometido es ínfimo, está bien pero es ínfimo, no da ni para empezar, es un amargo saludo a la bandera”, lamentó el legislador.

Si no se instrumenta “una política de mucha más amplia recaudación distribuida entre los hombros más fuertes de toda nuestra sociedad”, algo así como “un pequeño Plan Marshall para que sobrevivan en este momento los más débiles, (…) más adelante nos va a costar muchísimo más. Espero que haya capacidad de reflexión”, planteó el veterano referente del MPP.