Mujica: llevemos trabajo e inversión industrial a la frontera, démosle beneficios y pongamos al Estado como socio
06/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/MUJICA-20200706.mp3

Foto: Ricardo Antúnez, adhocfotos.

En su espacio de reflexiones en M24 el senador del Frente Amplio y ex presidente de la República, José Mujica, retomó su prédica a favor de la inversión mixta entre el Estado y el sector privado para generar recursos “genuinos”, y propuso aplicar esta lógica para salvar a Citrícola Salteña.

Mujica abrió su columna recordando que en las ediciones anteriores ha estado “machacando insistentemente” en el tema de “la importancia” que para “la sociedad” contemporánea “tiene la inversión”, en virtud de que “a partir de la inversión se genera trabajo, se multiplican recursos” y “riqueza” en general así como “también recursos genuinos para el propio Estado”.

Luego repasó sucintamente la historia económica del país y su matriz colonial y recordó también la relación entre esta dimensión y la mentalidad “rentista” que caracteriza a la “débil y pequeña burguesía” uruguaya.

Abogó después por “reconciliar el interés privado y el interés público, porque la pandemia de pedir más y más no se va a agotar cuando desaparezca el Coronavirus” sino que la inclinación a desear siempre más bienes y confort “está en la semilla de nuestra civilización contemporánea”.

Y siendo que “el mercado no puede enfrentar y solucionar las enormes desigualdades y las cosas que no arregla la economía de mercado, se necesitan Estados vigorosos que más que gestionen, tapen agujeros y heridas que inevitablemente tiene nuestra sociedad”, reflexionó el senador.

Esa misión que el Estado está llamado a cumplir “con un sentido de cierto equilibrio y equidad”, exige inexorablemente “recursos” y lo ejemplificó con “lo que han hecho China y otros países por ahí”, creando sociedades mixtas de inversión, lo que se puede hacer “a nuestra manera, con nuestra cultura”. Un caso “cantado” para hacerlo se encuentra en el Litoral Norte.

“¿Por qué no preocuparse de que no se desguace Citrícola Salteña, la empresa cítrica más grande del país, que está envejecida y mal administrada? Pero ese enorme monstruo, si cae y se desguaza, hay una pérdida de capital original enorme, y es la razón de vida de miles de trabajadores. Esa empresa tiene una deuda colosal con el Estado. Si se va a un Juzgado y se remata por partes, adiós, no solo se pierde valor”, advirtió.

Para salvarla, “no creo que no se puedan conseguir aliados y gestores y que el Estado tenga una parte, no que administre” sino que “haya en (…) Salto gente con capacidad de gestionar esa empresa”, sugirió el líder del MPP.

Ese lineamiento debe ser política a escala nacional. “Hay que tener una política más diferenciada a favor del Interior y del Interior más profundo, porque si se quiere descentralizar hay que dejarse de discursos, el único camino es el que empezamos con la UTEC: crear institucionalidad y sobre todo crear trabajo. La gente que emigra del Interior, emigra en general por trabajo. Llevemos trabajo a la frontera, llevemos inversión industrial, démosle beneficios muy por encima de la instalación en el área metropolitana (…) y pongamos al Estado como socio”, propuso Mujica.

“Si no cambiamos la pisada, si estamos con un fanatismo defendiendo por un lado al Estado y por el otro lado justipreciando al sector privado, y no nos damos cuenta de que ambos son herramientas de la civilización, ineludibles y que tenemos que compaginar, reconstruir historia (…) seguiremos una discusión de sordos, significa un hondo tajo en el país”.

Y dado que simultáneamente a esa apuesta nacional “el Estado necesita consideraciones”, es indispensable que el país se plantee “en el mediano y largo plazo una política de formación de la burocracia pública, que signifique una escalera de exámenes y de compromiso para tratar, en 15 o 20 años, de construir que los mejores trabajadores del país estén en el servicio público”. Y para alcanzar ese objetivo “hay que transformar el empleo público en una carrera de servidor público, con todos los méritos”.