Mujica: la incertidumbre por consecuencias económicas del coronavirus nos obliga a la precaución, la prudencia y a tomar las medidas que se pueda
19/02/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/02/20200219-MUJICA.mp3

En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente de la República José Mujica recordó la condición de Uruguay como país tomador de precios siempre sujeto a los vaivenes de la economía internacional, para señalar la necesidad de actuar con prudencia, precaución y humildad ante un nuevo escenario mundial de crisis e incertidumbre creciente en diversos planos.

Mujica abrió su columna contando que le “sorprende mucho (…) algo bastante constante en la visión de muchos orientales” que piensan que “somos un ombliguito del mundo”, incluso pese a que “la Historia (…) suele enseñarnos con persistencia ciertos rasgos centrales que a lo largo de nuestra vida como pueblo se mantienen”.

Hay así en el derrotero nacional una “vieja lección (…) muy lejos de aprenderse” y es que “somos eternos tomadores de precios”, es decir que “no los ponemos nosotros” sino “los pone el mercado internacional” y en este asunto “nuestra incidencia es prácticamente nula”. “Recibimos golpes a favor (…) pero también de los otros” y es “constante de nuestra historia”.

Para ejemplificarlo, el reelecto senador evocó que “por 1950 (…) el Partido Colorado (PC) ganó las elecciones nacionales (…) y todas las Intendencias”, con lo que “pintó de Colorado el país” cuando éste “estaba opíparo” como acreedor tras la Segunda Guerra Mundial. Pero apenas “pasados cuatro años, ese mismo PC (…) perdió todo” excepto “Artigas”.

“La causa central fue un desastre económico (…) originado (…) en Europa”, donde “hubo un cambio” por el cual “se cerró” y así “entró en el proteccionismo”, algo muy complejo porque “era nuestro principal mercado y el precio de la carne y la lana cayeron en forma dramática”.

“Luis Batlle tomó medidas paliativas, duras (…) restrictivas” como “racionar la carne de Montevideo” y otras que en conjunto desencadenaron “líos interminables que desgastaron el gobierno”. Pero éste “no quiso acordar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y cayó” como consecuencia de “la misma crisis que se va a llevar a (Juan Domingo) Perón de la Argentina” con el golpe de 1955. “En el fondo son coletazos” de una “crisis económica” por “los cambios en el mercado internacional”.

“De la Historia tenemos que sacar enseñanzas, conclusiones” y por ejemplo “el gobierno que vino, del Partido Nacional, lo primero que hizo fue firmar, ahogado, con el FMI y empezó la calesita de préstamos y condiciones, que con democracia, con dictadura, se van a mantener hasta 2006, cuando le liquidamos la cuenta que teníamos y le dijimos ´hasta siempre´”, recordó una de las primeras grandes decisiones del gobierno del Frente Amplio.

Entonces “esos coletazos (…) de los precios internacionales salpican y tiñen toda nuestra Historia, y es bueno que lo incorporemos” dado que “hay cosas que están muy por fuera de la posibilidad de lo que pueda hacer cualquier gobierno”, reflexionó el legislador y líder frenteamplista.

Más acá en el tiempo, ejemplificó con la reciente peste porcina en China, cuando en 2019 “los precios fueron récord, llegamos a exportar toda nuestra carne a precio récord y terminamos importando algo más barato de lo que comprábamos en la región”, algo que “nunca se había visto”. Ese veloz proceso “pasó sencillamente por un fenómeno que estaba fuera de nuestra decisión”, aunque al mismo tiempo “nos encareció brutalmente el precio de la carne” en el mercado interno. “Una de cal y otra de arena”.

Es así que “a estos fenómenos” externos del “precio internacional, no hay ninguna voluntad nacional, ni política ni empresarial” capaz de modificarlos, “estamos fuera de poder incidir en eso. Podemos incidir en otras cosas” como por ejemplo “costos” internos de producción, pero “no (…) en lo fundamental: el precio. El precio lo pone el mundo y esta es una lección de humildad que hay que meterse en la cabeza para todo análisis”.

Proyectando esos ejemplos al presente, Mujica mencionó “este virus” que desde los primeros días del año “está destartalando el trabajo en China” al punto de que allí hay “más de 700 millones de personas que no trabajan” o lo hacen “muy poco (…) por las medidas restrictivas, de movimiento (…) y esto empieza a repercutir en múltiples aspectos de la economía mundial”. Y de esto se deriva “otra lección” a aprender y consiste en que “también en la economía internacional a veces juegan factores no previsibles”, apuntó.

“El futuro en materia de economía no es una ciencia exacta”, más allá de que “hay rumbos” y consideraciones a “respetar”, como que “siempre” conviene “tirar una ficha al cero” y esto significa que una “parte de la respuesta” pasa por desarrollar “una economía lo más diversificada que se pueda” tanto en “mercados” como en “productos”. Y aun así, hacerlo “siempre desconfiando”, esto es que “no podemos gastar lo que no tenemos. Pero naturalmente, acá entran fenómenos culturales y de otro tipo que atenazan nuestra propia existencia”, razonó el referente del MPP.

“Lo que más me alarma es que hacia el futuro inmediato”, en cuyo curso el país hará “un gran esfuerzo de infraestructura” y se va “a levantar una planta nueva, enorme” y ese conjunto “va a repercutir en el campo del trabajo”, es que “no podemos medir cómo van a repercutir estas cosas negativas que se presentaron de un día para el otro y que están afectando el mercado mundial”. De ahí que “esa incertidumbre nos obliga a la precaución (…) a la prudencia (…) y a tomar las medidas que se pueda”.

Para finalizar su reflexión, Mujica resumió que “la Historia enseña ciertas constantes” y una es que lo de ahora “ha pasado muchas veces en la Historia Nacional”. Como derivación de ello, “tenemos que tener una visión mucho más humilde” y entender que “nuestro verdadero cariño no es creernos que somos una potencia, y tampoco creernos que no podemos hacer nada y que estamos en una crisis fatal. Ni optimismo exagerado ni pesimismo exagerado, sino prudencia. Y finalmente, tendremos siempre lo que seamos capaces de conservar”, razonó en perspectiva el veterano líder.