En cada contienda electoral gente de todos los colores pasa por los barrios pobres como una visita, dijo Mujica
25/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/20200925-MUJICA-web-1.mp3

En su espacio de reflexiones en M24 el senador frenteamplista José Mujica señaló que la reproducción generacional de la pobreza persiste en Uruguay más allá de los actores y tiempos políticos, por lo que invitó a los jóvenes a leer la obra del maestro Jesualdo Sosa, entre ella su “librito sobre Artigas”.

Mujica evocó a “este maestro inconfundible” que fue “Jesualdo Sosa” y las concepciones pedagógica e histórica de éste, para reiterar su preocupación por que “los orientales a ojos vista padecemos una crisis de natalidad”. Ésta “es muy baja (…) salvo allí, en ese escalón de más abajo donde están los más pobres. Basta ir a un barrio bien pobre para ver la cantidad de niños”.

“Esto significa que mirando hacia el futuro (…) esos niños van a ser una parte sustantiva de la población activa futura del Uruguay. Y es un hecho que el porvenir (…) de cada persona está ligado a la cuota de esfuerzo personal por un lado, pero por otro lado también está determinado por las posibilidades que le otorga el medio en el cual se nace y se cría” la persona.

“Tal vez poco podemos incidir en lo primero pero donde se puede incidir positiva o negativamente es en lo segundo”. “Toda realidad necesita en primer término verse; en segundo término, sentirse; en tercer término, que el sentimiento nos impulse a hacer cosas desde el punto de vista positivo”.

Entonces se trata de “la igualdad concebida como posibilidades y un derecho similar de partida en el camino de la vida. Después cada cual dará según su esfuerzo y tendrá resultados en consonancia con su esfuerzo”. Por eso “no concebimos la igualdad como que, por el promedio de la vida todos ganemos lo mismo y vivamos igual” ya que en los hechos “los esfuerzos serán distintos, pero hay quienes tienen posibilidades germinales y quienes nacen y de entrada lo que tienen es una lápida”.

“Esta es un carga pendiente a la que tal vez hacemos que no la vemos”. De ahí que como parte del ser colectivo mayor, “el
triunfo personal de nada vale si hay un fracaso social”. Habiéndose “puesto viejo, padeciendo contiendas electorales” y tras haber vivido “idas y venidas”, Mujica anotó que “en cada contienda veo y siento gente de todos los colores que pasa por los barrios pobres. Pasa, como una visita.

Después pasa el tiempo y todo lo sustantivo tiende a seguir igual, y allí se acumula el Uruguay del futuro, el que vendrá (…) el que tendremos (…) dentro de 15 o 20 años. Por eso me estoy acordando de Jesualdo, de su leyenda, de su historia. Invito a la gente joven a que lo conozca”, sugirió.