Mujica: el ajuste fiscal lo pagará el poder adquisitivo de los que venden su trabajo y los jubilados; afectará el mercado interno
02/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/02-11-2020-MUJICA.mp3

En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente José Mujica evocó a Carlos Quijano para desnudar una política de gobierno que “baja el poder adquisitivo de salarios y jubilaciones” al tiempo que “las grandes ramas de la agropecuaria están estables” e incluso “algunas con buena rentabilidad”.

Mujica dio inicio a su columna con la intención de “recordar a don Carlos Quijano, desde aquellas columnas de Marcha” en las que “viernes a viernes trataba de desarrollar un pensamiento crítico, político y comprometido con nuestras realidades. Y solía afirmar que ́gobernar es elegir soluciones que favorecen a unos y frecuentemente pueden perjudicar a otros ́”, parafraseó. “Siempre hay opciones hacia un lado y otro, es prácticamente imposible pasar inmaculado favoreciendo a todos porque las complejidades y los intereses (…) en una sociedad generan (…) disparidades, conflictos”.

“Y claro, estamos en tiempo de discusión del Presupuesto”, quedando “a la vista que este mensaje, que es la intención del gobierno” para “los años venideros, se presenta con un conjunto de recortes en los gastos de mantención, de funcionamiento del Estado en sus múltiples aspectos”.

Y mientras que “algunos de esos recortes son sencillamente buenos, otros no tanto” y es así que “hay en los hechos un singular ajuste fiscal, que esta vez se hace sin aumentar impuestos, aparentemente. No se aumentan los impuestos pero claro, en la contracara se baja el poder adquisitivo de los salarios y las jubilaciones.

Quiere decir que este ajuste fiscal tiene una intención, una puntería, favorece a algunos” y “desfavorece” a otros, “no por maldad” sino “por dar una señal” al sector privado para que invierta. El resultado es que “en lo inmediato se perjudica a todos los asalariados públicos y obviamente a las jubilaciones, porque perderán algo de poder adquisitivo.

Y esa señal va relativamente a favor del mundo empresarial y repito: acá no hay una cuestión de maldad” del gobierno sino “una ilusión” de que “si se favorece y se da confianza a estos sectores, van a responder invirtiendo y jugándosela y por lo tanto, procurando y ayudando a que la economía crezca. Esto es lo que se piensa en el fondo de la cuestión”.

“En lo inmediato, esto lo va a pagar el poder adquisitivo de los que viven vendiendo el trabajo de sus manos o de su talento, y los que ya dejaron el tiempo de trabajar y son jubilados. Es posible que esto afecte en parte al mercado interno, al comercio de menudeo”, advirtió el ex mandatario. Y además sucede que “nos ha golpeado la pandemia y esto ha afectado enormemente a mucha gente.

En primer término, a todas las formas de cuentapropismo, que prácticamente no han tenido ayuda ni socorro de nada. Tal vez un mundo que puede incluir 250.000, 300.000 personas. Muchas son pequeñas empresas, empresas unipersonales, otras ni siquiera llegan a esto.

Pero ahí hay una franja de gente que se quedó sin ingreso prácticamente de la noche a la mañana y ha sobrevivido como ha podido”. Asimismo la situación de crisis “afectó enormemente a la industria y a los trabajadores del turismo, tal vez un mundo de no menos de 120.000 personas, que están trabajando poco y mal y con perspectivas complicadas.

Ha afectado a todo lo que son las industrias de entretenimiento y culturales y a otras industrias indirectamente. Pero hay que hacerse una pregunta: ¿a todos los sectores de la economía les ha ido mal? No, no es así, a unos les ha ido muy mal, ha habido algunos a los que les ha ido bien y hasta muy bien”, por ejemplo “al más importante” de los sectores de la economía “de este país agroexportador: la actividad agropecuaria”, puntualizó Mujica.

Es así que “la ganadería, el renglón mayúsculo de nuestras exportaciones y con fuerte participación en el mercado interno, lleva dos años relativamente bien, bastante buenos” al punto de que “ha puesto una marca por primera vez en la historia del Uruguay”, como tener “el nacimiento de más de 3 millones de terneros, una cifra que se perseguía”.

“El tono general ha sido bastante positivo en estos dos últimos años”, resumió sobre este rubro. Después habló de “la agricultura” y explicó por qué tanto la invernal como la estival tienen buenas perspectivas de cosechas y también de precios externos, lo que “quiere decir que por ahora a la agricultura le va bastante bien”, así como también “al arroz”, que fue “favorecido por la pandemia”.

Luego abordó “la lechería” con sus ciclos y asimetrías, rubro que “salió de duros años de derrota y ha mejorado según están planteando los números actuales”, en el que “todo indica que se está reponiendo”. Acto seguido mencionó a “la granja”, que sí “tiene las dificultades del mercado interno” aunque “la mayor plaga que tiene” es el “abuso de posición dominante de las grandes cadenas de supermercados con sus sistemas de pago”, asunto que “no se arregla en el campo” sino “requiere un arreglo de otra categoría, como han hecho otros países” para limitar el poder de aquellas cadenas.

“No todos los sectores han sufrido lo mismo y fundamentalmente las grandes ramas de la agropecuaria están estables en términos relativos”, incluso “algunas con buena rentabilidad”, como “la forestación”. “No se justificaría que los peones de estancia ganen menos”, dijo el líder del MPP.