EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Elecciones Departamentales

Mujica: a la larga el único mercado seguro es el nuestro y nuestro gran mercado potencial está en los pobres de América Latina
24/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200824-MUJICA-web.mp3
Descargar Audio

Foto: Tarumán Corrales / adhocFOTOS.

En su espacio de reflexiones en M24 el senador frenteamplista José Mujica lamentó las noticias de Alemania que auguran una nueva frustración del Mercosur para concretar el largamente buscado acuerdo comercial con la Unión Europea y convocó a mirar hacia adentro del país y a Latinoamérica.

Mujica recordó primero que este lunes 24 de Agosto es “un día peculiar” porque hace ya algunos años “la lucha por el mercado inventó” en nuestro país “esto que llamamos ´la noche de la nostalgia´”. Este evento anual “se transformó en una tradición cultural en nuestra sociedad” y así “suele ser una noche (…) de fiesta y por obvias razones y con mucha razón la autoridad sanitaria y el gobierno nos piden que no se salga de nuestros hogares” para evitar “masificar un contagio colectivo de este virus que nos afecta” y frente al que “no tenemos otra herramienta que el aislamiento”.

Hoy debemos “comportarnos con la mayor prudencia posible haciendo primar por sobre nuestros deseos individuales (…) el interés colectivo (…) de no favorecer el contagio”, exhortó. “Tenemos que acatar de buena fe lo que nos pide la autoridad sanitaria porque (…) es por el bien común”.

Después el ex mandatario comentó que “me han sorprendido ingratamente recientes declaraciones de la señora (Canciller de Alemania, Angela) Merkel” porque “me hacen pensar que una vez más (…) se están alejando las posibilidades de concretar ese acuerdo de comercio” entre el Mercosur y la Unión Europea “que hace como 19 años venimos empujando”, anotó.

“Hoy Alemania, la que parecía más proclive” a concretar el acuerdo, “parecería empezar a sumarse a la negativa de otros Estados europeos” y esta vez el motivo no son los agricultores franceses y polacos sino que “son los incendios provocados por el hombre en la Amazonia. Una vez más, al parecer, el interés inmediato, en este caso de ganaderos brasileros, se interpone a una conveniencia general estratégica de toda la región”, indicó.

Mujica sabe que “hay por aquí y por allá brotes nacionalistas y mucho más en estas circunstancias pandémicas. Hay contradicciones múltiples” en un mundo en el que están en plena construcción desde “ese espacio bilingüe” económico y comercial norteamericano con eje “en Estados Unidos”, hasta las proyecciones de China e India pasando por la búsqueda de integración en “otros países y regiones” asiáticas y la propia construcción europea.

“La gran pregunta que como viejo me hago: ¿cuál será la vida de nuestros nietos? ¿Les tocará vivir eternamente dependientes? En un continente que es el más rico del mundo en recursos naturales y en agua, pero balcanizado, que les dio la espalda a sus libertadores y no supo construir una patria federal que sirva para amparar nuestros localismos y nuestros regionalismos, en este mundo de enormes mastodontes que se están construyendo en el horizonte”, razonó sobre el pasado y posible porvenir.

A partir de esto el líder del MPP compartió al aire sus dudas acerca de qué caminos tomarán en los próximos años y decenios las “clases dirigentes” de los centros políticos sudamericanos más ricos y poderosos, como San Pablo y Buenos Aires. En este contexto regional “me siento paradojalmente más oriental que nunca, de la patria vieja (…) y el artiguismo federal”, subrayó.

“No hay que echarle, como hizo mi generación, la culpa a los de afuera. La culpa es de nuestras propias impotencias, que es otra cosa”, apuntó. “A la larga el único mercado seguro es el nuestro y tenemos que darnos cuenta de que nuestro gran mercado potencial está en los pobres de América Latina y jugar a favor de promoverlos, no solo por solidaridad sino por interés”.

En este asunto “nos pasa lo mismo que a los ganaderos de la Amazonia, no le echemos la culpa al mundo de nuestras propias impotencias”, exhortó.