Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS
Miranda dijo que el ministro García sostiene la teoría de los dos demonios: «¿De qué lado estaban Simón Riquelo y Mariana Zaffaroni?», preguntó
17/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/20201117_MIRANDA.mp3

Ante el pedido del ministro de Defensa, Javier García, al MLN-Tupamaros por revisar su protagonismo «en momentos dolorosos» del pasado reciente, el presidente de la coalición de izquierda, Javier Miranda, indicó que el jerarca sostiene una postura en la que equipara la participación de las Fuerzas Armadas en dictadura con la de una organización guerrillera que ya estaba vencida antes del golpe de Estado.

Javier Miranda, presidente del Frente Amplio, dijo a la prensa respecto al proceso de revisión histórica que realiza el Ejército Nacional sobre su participación en la historia del país, en particular en dictadura, que todo proceso de mirada crítica «nos parece una buena cosa».

«De la misma manera que hacemos en el Frente Amplio autocrítica, nos parece muy bien que una institución como el Ejército haga esa revisión», indicó el principal de la coalición progresista.

«Sería bueno que estuviera regularmente revisándose. Que los programas de formación de las escuelas militares necesitan revisión, no tengo la menor duda. Hacemos muchísimos años lo venimos reclamando. Nos parece clave en la formación de funcionarios públicos», acotó.

Consultado acerca del reclamo de algunas autoridades del gobierno, como el del ministro de Defensa, Javier García, quien sostuvo que el MLN-Tupamaros también debería hacer un proceso de revisión sobre su participación en la historia reciente política del país, Miranda respondió que lo expresado por el jerarca responde a «la teoría de los dos demonios».

«Siempre que hay un intento de revisar qué pasó durante la dictadura, cuando hubo desapariciones forzadas, cuando hubo muertes, homicidios políticos, cuando hubo torturas sistemáticas, cuando hubo privación sistemática de la libertad, cuando hubo exilio, y no había ninguna guerrilla (…) de qué otro lado estaba Simón Riquelo, Mariana Zaffaroni», concluyó.

Riquelo y Zaffaroni fueron secuestrados en dictadura y años después recuperados por la búsqueda de Familiares.

La teoría de los dos demonios responde a un relato político en el que se equipara la participación de las Fuerzas Armadas y del aparato represivo estatal al de las guerrillas. Comenzó a ser utilizado en Argentina. En Uruguay, uno de sus principales defensores de esa teoría es el ex presidente Julio María Sanguinetti.