EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Puentes

Ministro de Ciencia argentino: El país «participa activamente en el desarrollo de vacunas a nivel mundial»
15/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/200914-02-TELE-MINISTRO-SALVAREZZA-1.mp3
Descargar Audio

«Argentina venía muy golpeada luego de cuatro años de neoliberalismo y haber tenido una política del Gobierno de [Mauricio] Macri de despreciar y maltratar a los científicos», afirmó a Sputnik Roberto Salvarezza, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina.

Cuando Salvarezza asumió su cargo en diciembre de 2019, la pandemia no había llegado a Latinoamérica. En la actualidad, cinco de los 10 países con mayor cantidad de contagios reportados son de la región: Brasil (3), Perú (5), Colombia (6), México (7) y Argentina en el décimo puesto.

Como medida preventiva y ante lo que había pasado en Europa, el Gobierno de Alberto Fernández decidió imponer una cuarentena obligatoria a partir del 20 de marzo.

Al asumir, Salvarezza tenía una clara intención de mejorar los salarios de los científicos. Pero a cambio de eso, tuvo que apelar a la solidaridad de ellos para enfrentar al COVID-19 de manera voluntaria. «Les pedimos paciencia hasta que el Gobierno pueda recomponer salarios, que sabemos están muy golpeados», explicó.

Los diversos sistemas científicos no solo entendieron y aceptaron la situación, sino que respondieron masivamente al llamado. «Hay unos 5.000 científicos trabajando en este tema con mucho esfuerzo y muy bien, con empresas del sector privado, pymes de base tecnológica. Creo que ahí aparece el saldo positivo de la pandemia», apuntó el ministro.

Destacó que en pocos meses, desde marzo, quedó demostrado que «cuando hay problemas y se pone el foco, se convoca, se da financiamiento y sobre todo se reconoce la labor, y son tratados correctamente en un Gobierno que valora la ciencia, estas perspectivas de ‘mejor me voy a otro lado’ que había en la comunidad se han diluído, a pesar de que estamos en deuda, con los salarios por ejemplo».

Compartir experiencias

Este martes 15 se desarrolla la primera Conferencia Mundial de Ministros de Ciencia. Como casi todo tema en este año, la pandemia del COVID-19 es causa y efecto para la convocatoria. La iniciativa surgió de Israel bajo el nombre de «Esfuerzos internacionales para combatir el coronavirus: de la investigación a la implementación».

Participarán ministros y ministras de 18 países, entre ellos seis latinoamericanos: Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras y Perú. Los demás, salvo el anfitrión, serán europeos, incluidas Alemania, Italia, España y Suecia. Cada ministro expondrá acerca de los conocimientos, logros y desafíos que implica gestionar esta pandemia.

Salvarezza dijo que su intervención pondrá «énfasis en las capacidades que desarrollan los sistemas cuando tienen una emergencia. Argentina tenía una experiencia de participación exitosa en proyectos de largo término muy complejos, como es el caso nuclear o el satelital. Y también en el caso de biotecnología digital con el desarrollo de semillas».

Aplicada esta lógica a la pandemia, el entrevistado sostuvo que «hemos observado, y creo es una experiencia enorme, la capacidad que ha tenido el sistema para para responder en cinco meses del laboratorio a la producción».

«Haber llevado desarrollos desde un laboratorio a escala y producir 100.000, 200.000 determinaciones, un millón, me parece que tenemos capacidades que hay que utilizar con más intensidad», reflexionó.

«Es muy importante que los ministros puedan tener lugar para exponer avances y lecciones aprendidas. Creo que la pandemia va a dejar mucha experiencia y no solo en el área de salud sino en el desarrollo científico de los países», opinó.

Patente universal

Consultado sobre cómo se ubica Argentina en torno al debate sobre la necesidad de que el lucro no prime sobre la salud de las personas una vez se aprueben las vacunas que están en desarrollo, Salvarezza dijo que su país «puso muy en claro la posición» a través del ministro de Salud, Ginés González García.

«Reclamó que una vez hubiera dos o tres vacunas exitosas se compartieran para que pudieran ser fabricadas por todos los laboratorios del mundo, porque cada uno de ellos no puede cubrir las necesidades mundiales», recordó.

«La apertura de la patente, la transferencia de las tecnologías y que sea accesible en el costo a todos los países es un gran desafío solidario, y nos llevaría por el camino que siempre hemos buscado: que la salud sea un derecho humano y no un comercio», agregó.

El titular de Ciencia, Tecnología e Innovación contó que Argentina protagoniza varias de las iniciativas globales en la búsqueda de vacunas. Por un lado está el acuerdo en el que también participan México y el laboratorio sueco británico AstraZeneca.

Sobre este proyecto, detalló que el Gobierno selló un acuerdo con el laboratorio privado mAbxience, que «es quien va a fabricar el ingrediente, el antígeno de la vacuna de Oxford, mientras se desarrolla el ensayo clínico en otros países».

«Hubo un problema y hay toda una rigurosidad en cuanto al manejo cuando aparece un caso del que se sospecha pudo haber sido provocado por aplicación de vacuna. Pero fue descartado y la vacuna continúa ahora en fase 3», añadió.

«Para nosotros que tenemos posibilidad de fabricar la vacuna para Latinoamérica es una muy buena noticia», afirmó.

Todas las vacunas
Argentina también participa de otras iniciativas que también están en la fase 3 de probar el producto en personas, en este caso argentinas.

«El primer acuerdo fue con la firma estadounidense Pfizer y estamos ya en plena ejecución de la vacuna china de Sinopharm. Ahora se suma la de Janssen, que es una filial de Johnson & Johnson. Hay tres ensayos clínicos en funcionamiento y a su vez está la posibilidad de fabricar el antígeno de la Oxford. Argentina está participando activamente en todo lo que es el desarrollo de vacunas a nivel mundial», informó.

Consultado sobre el avance de la vacuna rusa Sputnik V, señaló que es «una excelente noticia».

«Comentaba que cuando más vacunas haya, mejor. Está entrando en fase 3 y se estaba hablando de la aplicación. Hay 7.800 millones de personas por vacunar en el mundo. Que haya siete u ocho [vacunas] que den inmunidad sería un enorme éxito, si no vamos a transcurrir un 2021 solo con vacunas para los grupos de riesgo», sentenció.