Mecanismo de Prevención de la Tortura estudió el acceso a la educación de los adolescentes en privación de libertad
17/12/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/12/TYLER-web-17-12-19.mp3

El acceso a la educación de los adolescentes en privación de libertad fue motivo de la elaboración de un informe por parte del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP).

El tema del trabajo tiene que ver con “El acceso a la educación en adolescentes privados de libertad desde un modelo preventivo de la tortura y los malos tratos” y surge de una investigación que duró más de un año.

Uno de los datos ineludibles tiene que ver con que, entre los años 2010 a 2014, la privación de libertad de los adolescentes se duplicó debido a la tipificación penal de la tentativa de hurto de 2011 y por la transformación del régimen de privación de libertad para delitos gravísimos de 2013.

“En materia de privación de libertad, Uruguay es uno de los países más punitivos de la región en cuanto a los adultos, y uno de los más severos de América del Sur con sus adolescentes” se indica en dicho informe en tanto que la educación es uno de los factores que más ayuda a mitigar lo punitivo del sistema de encierro, según declaró el Dr. Wilder Tyler, director del MNP.

Paula Baleato, coordinadora del programa Infancia y Adolescencia de la ONG El Abrojo, aseguró que en el trabajo se detectaron realidades que interpelan a tres actores de la sociedad, INISA, sistema judicial y a todo el sistema educativo.

INFO24 se comunicó con Wilder Tyler que explicó las motivaciones que llevaron a realizar este estudio que se presentó en estas horas

Tyler también se refirió a las recomendaciones que, en base al informe, el mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura realiza para intentar mejorar la reinserción de esos jóvenes en la sociedad.

Wilder Tyler, que el 31 de agosto asumió como titular del Consejo Directivo de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, aportó datos auspiciosos respecto de la disminución de la población recluida de jóvenes. En ese sentido dijo que, desde hace dos años, esa franja etaria está delinquiendo menos, lo que a su vez plantea nuevos desafíos.