Mayoría de asesores del Inisa son militares retirados y toman decisiones en los centros, sin tener potestad
26/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/20201026_Venosa.mp3

Entrevistada en InterCambio la directora frenteamplista del Inisa, Andrea Venosa, dijo que con la directora blanca, Sandra Etcheverry, coinciden en varios aspectos pero ésta se siente “bastante presionada por la coalición”.

Venosa habló primero de la población a la que atiende el Inisa, integrada por un lado por “unos 314 adolescentes” privados de libertad y por otro, por unos “230” jóvenes que viven “con medidas no privativas” de libertad.

Explicó que la promoción de la aplicación de las medidas no privativas “es una de las líneas de trabajo” que jerarquiza “el equipo frenteamplista”, pero este trabajo se ha frustrado en gran medida porque “la LUC hizo aumentar la población privada de libertad”. Señaló los factores determinantes de esto y transmitió “preocupación” por “el aumento” de esa orientación y efectos.

Graficó esa preocupación confirmando que “Inisa hizo una estimación” según la cual, a este ritmo, “llegaríamos a 700 privados de libertad” a fin de año. Lamentó esto al recordar la evidencia empírica de que “la reincidencia de los adolescentes es mucho menor” cuando se les disponen medidas no privativas, “solamente el 30% de los adolescentes reinciden”, mientras que “casi la mitad” lo hacen cuando se les sanciona con privación de libertad.

“El punitivismo y el aumento de las penas te da esto, el aumento de la prisionización”, así como “está pasando lo mismo con adultos”, por lo que “la sociedad debería preguntarse: ¿Esta es la forma? ¿Este es el camino?”, reflexionó al aire la jerarca, para quien claramente “este no es el camino”.

Al plantear en el directorio del Inisa la necesidad de analizar este capítulo y definir líneas de trabajo institucional a la luz de la evidencia y de los datos, “se nos dice que este es un tema para hablarlo después”, informó Venosa.

Para la directora frenteamplista “es un tema de desconocimiento de la presidencia” del organismo, a cargo “de Cabildo Abierto”, y también “de la otra directora, Sandra Etcheverry”, del Partido Nacional. “La presidencia tiene una visión muy de seguridad y encarcelamiento”, a diferencia del Frente Amplio y su orientación hacia las “medidas socioeducativas”.

En términos de contexto “vemos un Estado que se va yendo del territorio”, como ocurre con el programa “ ́Jóvenes en Red ́ y como con ́Cercanías ́, un programa que apoyaba a la familia” y cuya reversión desde este año propende al incremento del desamparo y de los conflictos con la ley.

“Hoy en día estamos con una mirada muy policíaca” en el abordaje de esta problemática social, tanto que “casi todos los asesores de la presidencia son militares retirados”, quienes además están “tomando decisiones en los centros” de estadía, algo que no corresponde ni les compete, alertó Venosa.

Luego se refirió el capítulo “recursos humanos” y contó que el Inisa tiene solo “70 funcionarios en trato directo” con los adolescentes, personal que requiere “capacitaciones y profesionalizar su tarea”, necesidad dificultada por el recorte presupuestal. Y añadió que “tenemos una prohibición de ingreso de más funcionarios y estamos complicados” para cubrir los turnos.

Describió pormenores de la discusión presupuestal con el gobierno y a la interna de la coalición, que obligó a las directoras oficialistas a aceptar el recorte del 20% de hecho que opera por la vía inflacionaria. “Tenemos 60 millones de pesos de déficit en el rubro de funcionamiento”, el que incluye alimentación, mantenimiento y los insumos y servicios básicos. No se está pudiendo comprar carne y frutas en la medida que se hacía hasta este año.

“La veo también a Etcheverry bastante presionada en ese sentido” desde “la coalición”, puesto que “se nota que hay muchos puntos en común entre nosotras” en torno a la identificación de los problemas y cómo abordarlos, pero “está esa traba de la alianza y la coalición, que complica bastante”.