Más de 9.500 trabajadores de la industria metalúrgica recibirán $4.000 de subsidio los primeros días de julio
29/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/20200629-ABDALA-FONDO-WEB.mp3

Foto: Ricardo Antúnez / adhocFOTOS.

Afectados desde antes de la pandemia, hoy hay más de 9.500 trabajadores de la Industria metalúrgica afectados en sus puestos laborales, que recibirán 4.000 pesos de subsidio los primeros días de julio a través del Fondo Social Metalúrgico (Fosmetal) que distribuirá en total una cifra aproximada al millón de dólares.

Los trabajadores de la industria metalúrgica en seguro de paro, subsidio por enfermedad o que hayan estado desocupados entre marzo y mayo 2020, y hayan sido aportantes al fondo entre octubre 2019 a marzo 2020, podrán inscribirse vía web y les llegará posteriormente por correo la tarjeta con la suma de dinero.

Marcelo Abdala, secretario general de la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (UNTMRA) aseguró a INFO24 que el Fosmetal está conformado con aportes patronales de las cámaras vinculadas al sector de un 0,86% y aportes de los trabajadores de un 0,39% de su sueldo.

Relató que “el Fondo Social Metalúrgico es una conquista de los trabajadores derivada de los consejos de salarios y de la huelga general metalúrgica que se desarrolló en el año 2011, que empezó por el sector metalúrgico propiamente dicho pero después se fue extendiendo prácticamente a la totalidad de los grupos en que participa la UNTMRA”.

“El objetivo del fondo es promover el desarrollo social de los trabajadores, la atención odontológica, el apoyo escolar y el desarrollo del turismo social de los trabajadores”, añadió.

Aseguró que en el sector hay aproximadamente 10 mil trabajadores en el seguro de paro, y explicó que en el caso de la Industria Automotriz está prácticamente paralizada en el mundo. En cuanto a la Industria Metalúrgica, que trabaja más a nivel local, señaló que ya venía castigada previo a la pandemia.

“Por ejemplo, la industria automotriz está prácticamente paralizada en el mundo no sólo aquí en Uruguay. En la Industria autopartista digamos, como en nuestras industrias trabajan para las terminales automotrices que están instaladas en Brasil y en Argentina, están prácticamente todas paralizadas. La industria metalúrgica que trabaja un poco más para el mercado interno, bueno… obviamente que ya venía complicada desde el punto de vista industrial y esto implicó un castigo bien importante”, concluyó.