Martín Fernández de Ielsur le recordó a Larrañaga que “las garantías no son una antigüedad, le han costado a mucha gente la vida consagrarlas”
16/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200716-MARTIN-FERNANDEZ-1.mp3

Foto: Daniel Rodriguez /adhocFOTOS.

Entrevistado en InterCambio el abogado Martín Fernández, integrante de Ielsur, negó y fustigó la aseveración del ministro del Interior, Jorge Larrañaga, de que es “una antigüedad” la prohibición constitucional al ingreso de noche a los hogares por las fuerzas de seguridad del Estado.

Fernández puntualizó que “no se comparten las afirmaciones” del ministro “desde el punto de vista jurídico. Las garantías no son una antigüedad, las garantías le han costado a mucha gente la vida consagrarlas (…) y que estén en la Constitución no significa de ningún modo que sean antiguas”. Lamentablemente, el concepto de Larrañaga “no es acertado”, recalcó.

Luego explicó que con dicha prohibición, la Constitución de la República “preserva que las autoridades, en el marco de un procedimiento, no pueden ingresar a la noche bajo ningún concepto a un hogar”. Esto es “lo que está atado a lo que se ha denominado como ´el sagrado inviolable´: no se puede ingresar. Lo que hace es poner a resguardo a las personas de la intervención estatal (…) porque obviamente en la noche y esto sí es histórico (…) no es que sea antiguo (…) las personas (…) están en máxima vulnerabilidad”.

“En el periodo dictatorial muchas de las intervenciones de las Fuerzas Conjuntas no eran a las 12 del mediodía. Cuando se hacían más los operativos, generalmente eran de noche, porque se aprovecha la noche para hacer intervenciones arbitrarias. En ese sentido es que la Constitución de 1830 establecía la no intervención estatal en el hogar en la noche”, indicó.

Además, razonó el entrevistado, “desde el punto de vista de la política de drogas no tiene mayor sentido la afirmación” del ministro dado que “vemos a cada minuto (…) entrar a personas a bocas” de venta de droga “en el día”. “Si el argumento es el combate al narcotráfico (…) ¿estas personas qué van a buscar, caramelos? (…) los usuarios de pasta base no van a esperar hasta la noche para ir a buscar droga (…) y no estoy diciendo que se intervenga a los usuarios” sino que las bocas “están todo el día vendiendo droga”, anotó.

Entonces, “estos argumentos contra el sentido común”, como el usado por Larrañaga, a los que “se les pone el gran paraguas del narcotráfico, no son razonables. Si lo que se quiere es combatir el narcotráfico, hay que hacer estrategias de Inteligencia (…) ver los vínculos con el Estado, con el sistema financiero, con las autoridades; eso es narcotráfico. Esto de desarmar bocas de pasta base y de que ´necesito ir de noche´, es mentira”.

Se trata solo de “un fetichismo” inútil y peligroso porque “no ha generado que el fenómeno desaparezca” en ningún país de los que lo han aplicado.