EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Elecciones Departamentales

Lucía Bartesaghi, coordinadora del Sistema Nacional de Áreas Protegidas: hay muchísima investigación desde la Universidad de la República que aporta conocimiento a la gestión
24/09/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/09/20190924-SNAP.mp3
Descargar Audio

Entrevistada en InterCambio la coordinadora del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) del Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente, Lucía Bartesaghi, reseñó la historia de esta división especializada, describió la labor que realiza y explicó algunos de los desafíos más importantes.

Bartesaghi recordó que “se crea el Sistema en el año 2000 por Ley” con el voto de “todos los legisladores”, luego esa norma “se reglamenta en el 2005 y la primera Área Protegida” se establece “en 2008” alrededor de “la ´Quebrada de los Cuervos´”. “Hoy son 16 Áreas Protegidas”, destacó.

Estas son “sitios únicos” en virtud del “valor” de su “biodiversidad” o bien de sus cualidades “culturales”. En todos los casos se reconocen “valores que hacen necesaria su conservación” y al efecto, “las Áreas Protegidas se crean por decreto del Poder Ejecutivo”, apuntó.

Después ejemplificó determinadas especificidades de las Áreas Protegidas, como las que están ubicadas en predios “privados”, entre otras, y explicó cómo el Estado interactúa con los propietarios de esos padrones.

La entrevistada precisó que “las prohibiciones” de actividades en torno a Áreas Protegidas “en general están” orientadas a contener “la presión” de diferentes orígenes sobre “la biodiversidad” que se busca conservar.

También informó que “la investigación es de las actividades a promover” desde la reglamentación del SNAP porque “aporta conocimiento a la gestión”, por ejemplo acerca de “la biología de las especies” y de “los ecosistemas biológicos”. “Hay muchísima investigación desde la Universidad de la República”, subrayó.

Más adelante explicó de qué manera se generan algunas contradicciones entre la protección de determinadas áreas y los intereses de los agentes económicos que quieren explotar económicamente esas zonas.

En cuanto a los recursos humanos, “las 16 Áreas Protegidas en total tenemos 90 personas trabajando, 20 en Montevideo y 70 en las Áreas Protegidas” incluyendo a los “técnicos y los “guarda-parques”.

Respecto de las finanzas disponibles, “la vamos corriendo de atrás”, graficó. Para 2018 el SNAP contó con menos de 3 millones de dólares entre todas las fuentes aportantes. “Son pocos” esos recursos, resumió.