EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Fuera de Ambiente

Lineamientos del Gobierno prevén una rebaja del poder adquisitivo del salario de los trabajadores, según detalló el ministro Mieres
05/06/2020
17214
Descargar Audio

La ronda salarial tendrá una vigencia por un año debido a la situación de pandemia que afecta al país. Para el segundo semestre del año el ajuste sería de 3 %, mientras que para el primer semestre de 2021 el ajuste sería equivalente al aumento del Índice de Precios al Consumo (que mide la inflación), menos la caída del producto interno bruto (PIB) de 2020.

El Poder Ejecutivo presentó este viernes en el Consejo Superior Tripartito del sector privado la propuesta de ajuste salarial puente que, según el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, se debe a los efectos de la pandemia y al “deterioro” que traía el país en materia de empleo.

“Todos sabemos que la economía va a caer en el 2020, el tema es cuánto. Los pronósticos indican que va a andar en el orden del 3%. Por tanto, la hipótesis de crecimiento no está arriba de la mesa, no es parte del análisis, no existe la probabilidad de que ocurra”, manifestó el jerarca.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, habló con la prensa a la salida del Consejo Superior Tripartito del sector privado. Allí el jerarca presentó a empresarios y trabajadores los lineamientos para la octava ronda de negociación salarial. El planteo es por un año, de forma “excepcional”, de acuerdo a la situación crítica desde el punto de vista económica y laboral que atraviesa el mundo a causa de la pandemia y, según el secretario de Estado, “tiene el agregado que se encontró al país con un deterioro de la situación de empleo importante”.

Mieres explicó que habrá un período puente que comenzará a fines de junio, al término de la séptima ronda, que implica un correctivo por la inflación pasada que se aplicará a partir del 1º de enero, con un aumento del 3% que podría prorrogarse al 3 de abril para aquellos sectores con mayores dificultades de empleo.

Finalizada la ronda el 30 de junio de 2021 habrá un ajuste correctivo por inflación, al que se le descontará los puntos que la economía haya bajado en términos del PBI.

“Es decir, hay pérdida del poder adquisitivo del salario porque es reflejo de la caída de la economía en términos de producto. Eso se deberá compensar en un futuro, y eso es compromiso nuestro, en la medida que la economía crezca”, dijo Mieres.

Consultado por la prensa respecto a la posibilidad que el PBI crezca, Mieres dijo que en ese caso se aplicaría el correctivo por inflación. “¿No habría crecimiento salarial tampoco?”, repreguntó una periodista. “Esa hipótesis está fuera de toda probabilidad. Todos sabemos que la economía va a caer en el 2020, el tema es cuánto. Los pronósticos indican que va a andar en el orden del 3%.

Por tanto, la hipótesis de crecimiento no está arriba de la mesa, no es parte del análisis, no existe la probabilidad de que ocurra. Ojalá tuviéramos ese escenario (de crecimiento) que sí esperamos tener a partir del 2021 para la negociación salarial de la novena ronda, la que comience el 1º de julio de 2021”.