Las cosas van a ser mucho peor de lo que se proyecta porque el objetivo central del gobierno es la baja del déficit, alertó la economista Mordecki
19/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/20201119_Mordecki.mp3

Entrevistada en InterCambio la docente y directora del Instituto de Economía (Iecon), Gabriela Mordecki, advirtió que “la preocupación del gobierno es bajar el déficit, no ayudar a la economía a crecer” y lamentó que “no aparezca un sinceramiento” oficial “para apoyar a la población, sobre todo a los que en esta situación siempre están más desfavorecidos”.

Mordecki se refirió primero a las proyecciones económicas del gobierno para este año, el siguiente y el quinquenio, contenidas en el Proyecto de Ley de Presupuesto. Evaluó que “el gobierno lo que hizo fue poner los valores de crecimiento que precisaba para que se cumpliera la reducción del déficit fiscal, que es el objetivo que se plantearon en campaña y que ya discutimos el año pasado, antes del Covid, en el sentido de que la economía venía ya muy debilitada y precisaba una política que ayude al crecimiento, no una política que, al revés, haga que el crecimiento sea menor aún”.

Es decir que “los números de crecimiento” estimados oficialmente “son lo que hace que (al gobierno) le cierren las cuentas para decir: ´vamos a bajar el déficit fiscal, que esa es nuestra principal preocupación´. Esa es la preocupación del gobierno, bajar el déficit y no ayudar a la economía a crecer”. Por eso mismo, “lo que nosotros pusimos y pensamos” desde el Iecon, “es que va a suceder que el crecimiento va a ser mucho menor; que la generación de empleo, que ya es bastante limitada en la propias proyecciones del gobierno, va a ser aún menor; que no hay factores dinámicos que ayuden al crecimiento económico. Porque además van a caer los salarios reales, el empleo se va a recuperar muy lentamente; entonces dependemos, en todo, de lo que pase en el comercio exterior, que por ahora tampoco muestra un dinamismo importante”, advirtió Mordecki.

Explicó después que “lo más importante es la política económica, que eso es el Presupuesto” real más allá de las cifras que se proyectan. “La política económica hay que mantenerla, hay que mostrar que el Sistema de Salud se va a fortalecer, porque nos ha permitido atravesar este año de esta manera; la Educación, con todo lo que ha sufrido en la pandemia, sobre todo Primaria y Secundaria, debería tener muchos más recursos de los que se precisaría en un año normal; 2021 va a ser muy complicado y todos estos elementos aparecen allí en el Presupuesto, que no son mirados. Eso es lo que nos parece más preocupante”, alertó la profesora. Agregó que en 2021 “los salarios reales van a caer y eso también va a pegar en las jubilaciones y por ahí mejora también el resultado del gobierno” en la medición fiscal.

También en materia de pandemia y la relación de ésta con los gastos “el gobierno es el que toma las decisiones”, es decir que “todas estas cosas tienen un impacto en la economía”, pero aun así en el oficialismo “no han incorporado, en estas fases de discusión del Presupuesto, estas posibles contingencias que empiezan a aparecer y que pueden hacer que en vez de tener una ´V´ o una ´L´ como se hablaba, podamos tener una ´W´, o sea que hay una salida y vuelve a caer” la trayectoria de la economía doméstica. De hecho, “se van a ajustar ahora, seguramente a la baja, los crecimientos de todas las economías que están sufriendo esta segunda ola” de la pandemia.

En esta dimensión de la Salud, “para cuidarse más hay que tener menos actividades y eso impacta negativamente en la economía, seguramente. Lo que extraña es que desde el gobierno no aparezca un sinceramiento para apoyar a la población, sobre todo a los que en esta situación siempre están más desfavorecidos, que son los trabajadores informales, los trabajadores formales que están en los seguros de paro, con los más bajos ingresos, con los niños sin poder ir a la Escuela, mucha gente no puede ir a trabajar porque tiene que cuidar a los niños. ¿Van una, dos veces por semana? ¿Cómo hacés? Todas estas cuestiones, como que no están siendo tenidas en cuenta en el Presupuesto, porque el principal objetivo del gobierno, y lo que van a querer decir al final, es: ´logramos bajar el déficit fiscal´, a costa de qué no importa, el resto no importa, son efectos secundarios”, lamentó.

Luego, Mordecki habló del pasado económico reciente y su actualidad. “También tenemos que aprender de nuestro propio pasado, qué sucedió en la crisis 2002”, que si bien fue “totalmente distinta” a ésta, “el impacto en las poblaciones de menores posibilidades hizo que los problemas sociales, de ruptura del tejido social, que eso es tan grave, perduraran en el tiempo” y esto “a pesar de todos los años de crecimiento, del Mides, de todos los programas, análisis y estudios que se instrumentaron” desde 2005 a 2020.

Desde aquel entonces, “si bien la pobreza disminuyó (…) por ingresos, otras medidas nos dicen que estaba toda una población alrededor de la línea de pobreza, muy vulnerable. Estamos a tiempo, podemos tomar medidas para que esa gente no caiga y que después lleve años volver a mejorar”.

Sobre la pérdida salarial en 2020 y 2021, que el gobierno asegura que será recuperada en los años posteriores del periodo, Mordecki indicó que en el Presupuesto “no hay nada que muestre eso. Del sector público no parecería que va a venir ese impulso, y el sector privado dependerá de cómo marche la economía” en general, más allá de “sectores como la construcción que ya está mejorando mucho su actividad, eso se ve en varios indicadores”, pero “parece que no hay muchos otros” sectores “que lo acompañen”, analizó. “Si uno mira los datos del Presupuesto, las proyecciones oficiales, la tasa de empleo de 2019 recién se alcanzaría a fines de 2022, y eso si se cumplen las proyecciones”. “La incertidumbre es muy grande y a falta de políticas activas (…) parece complicado que (…) el país supere este momento”.

“Después hay otro tema que es la inflación”, añadió. “En el Presupuesto se proyecta que vamos a terminar el quinquenio con una inflación abajo del 4%, lo cual nos parece una quimera. ¿Dónde están las políticas? ¿Qué van a hacer? Eso es consistente con una economía que no crece, que el dinamismo va para abajo, que el dólar queda así planchado, bien bajo, porque esas dos cosas van juntas. ¿Cómo van a crecer las exportaciones o el rendimiento para los exportadores?”, se preguntó al aire la economista.

“Lo que va a suceder es que las cosas van a ser mucho peor de lo que se proyecta, porque el objetivo central es la baja del déficit, es lo que los obsesiona, fue el tema de campaña y no cambiaron el chip cuando se decreta la emergencia sanitaria”. Más aún, “está este artículo (el 7) que dice: ´esto es lo que se proyecta pero siempre podemos disminuirlo´”.