Larrañaga quedó solo porque los mandos policiales reiteran la orden de exhortar, pero no disolver aglomeraciones, afirmó Gustavo Leal
17/11/2020

En una columna publicada en La Diaria, en la edición del fin de semana, el sociólogo Gustavo Leal señaló que diversas órdenes escritas señalan con claridad que la Policía sólo debe “exhortar por altoparlante evitar aglomeraciones y mantener el distanciamiento físico sostenido”, y en caso de “incumplimiento” debe dar intervención a la Fiscalía.

Leal puntualizó que mientras el ministro del Interior insiste en polarizar a la sociedad, los mandos policiales les dan la razón a los reclamos sociales. «A través de órdenes internas aseguran que no se debe dispersar aglomeraciones», señala el texto.

Para el columnista el problema central radica en cómo se realizan los controles necesarios para enfrentar la pandemia y mantener el distanciamiento social. «Se hace a través del diálogo, el liderazgo de las ideas y el involucramiento de actores, o por la vía de mandar al frente a la Policía a resolver un problema que claramente exige intervenciones integrales y escalonadas».

«El ministro ha quedado solo, una vez más, queriendo hacer creer que ejerce la autoridad porque no va a tener “miedo en reprimir”, mientras que por vía interna los mandos policiales reiteran la orden de exhortar, pero no disolver aglomeraciones», subrayó Leal.

El sociólogo agregó: «Hay una diferencia entre el que manda hablando y el que tiene que mandar haciendo y afrontando las responsabilidades de las acciones. Por eso, a lo largo y ancho de la Policía se observa con preocupación que sin protocolos claros ni marcos legales se empuje a escenarios de fricción social que luego generan una escalada de violencia».