EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Labat: “la única manera” en que Talvi puede eliminar 100.000 funcionarios públicos “es privatizando los servicios” de Seguridad, Educación y Salud
18/09/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/09/20190918-LABAT.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio el director de Evaluación y Monitoreo del Mides, Juan Pablo Labat, habló de las cifras y conceptos sobre empleo en el Estado y función pública manejados por el candidato presidencial del Partido Colorado, Ernesto Talvi, en el marco de la campaña electoral.

Labat señaló que el país “primero” debe abrir un “debate sobre qué Estado quiere tener”, es decir “qué sociedad” desea y “para ello qué Estado” necesita. Existen “modelos en el mundo muy diferentes”, desde el “Estado japonés, chiquitito”, hasta “el Estado francés, produce la mitad del PIB”.

De ahí que “discutir la cantidad de funcionarios” públicos como un asunto aislado y descontextualizado “parece un sinsentido siempre”. Estas “son discusiones que tienen que dar las sociedades” mucho más allá de las campañas electorales, reflexionó el jerarca.

Sobre lo específico de esta situación, Labat recordó que “no es la primera vez que el economista Talvi hace esto” de incurrir en “el abuso de cifras”, apelar a “las frases tajantes”, expresar “verdades a medias” y también decir “a veces mentiras” lisas y llanas.

La línea argumentativa del candidato se orienta hacia la idea de “un Estado más chico”, pero de todo modos “no parecería” que su eventual recorte de funcionarios públicos “hiciera el ahorro necesario” que predican “determinados ortodoxos de la economía” liberal como el propio Talvi.

Resulta contradictoria esa valoración negativa de funcionarios y funciones públicas con el hecho de que al mismo tiempo “a ese mismo Estado le reclamamos intervenir en la violencia intrafamiliar” y social, por ejemplo. En realidad, y dado que también desde la oposición se exige jerarquizar la Seguridad y la Educación, hacen falta más funcionarios y no menos.

“Talvi hace trampas en la contabilización”, en sus declaraciones “hay varias tretas” así como “desplazamientos mágicos que construyen cifras” falsas, advirtió Labat. “Hay muchos funcionarios públicos que tienen actividad privada” y estos “son el 20%” del total, ejemplificó.

No 70.000 sino “68.000 son los nuevos vínculos” laborales con el Estado, ya que hay solo “46.000 nuevos funcionarios” desde 2005 y “se estima que 37.000” de ellos “estarían con solo un vínculo público”, es decir solamente un cargo, función o contrato con el Estado, detalló el jerarca del Mides.

“El Estado creció en maestros, médicos y policías” en un sentido amplio, dijo el entrevistado refiriéndose al “personal dedicado a esas actividades”, que además comprenden enfermeros, profesores, agentes de seguridad especializados y otros profesionales en Seguridad, Salud y Educación.

O sea, en las áreas centrales de “la estrategia de desarrollo del país” que aplica el Frente Amplio porque precisamente para ello fue electo por la ciudadanía tres veces consecutivas y con mayoría parlamentaria.

Al mismo tiempo, Labat le reconoció honestidad a Talvi en virtud de que “es la primera apreciación” opositora “que dice que no son necesarios tantos funcionarios en la Educación”, aunque no está nada claro que sea esto lo que haya querido realmente expresar el candidato colorado.

Asimismo, el entrevistado evocó el periodo posterior al gobierno blanco de Luis Alberto Lacalle, cuando “los funcionarios” públicos que tenía Uruguay “estaban mucho menos abocados a estas áreas prioritarias”.

“Lo más complejo de esta intervención de Talvi” es que “intenta comunicar que estamos ante un incremento desmedido de funcionarios públicos cuando en términos relativos (…) para esta sociedad que hemos querido tener democráticamente (…) con más Educación, Salud y Seguridad (…) el porcentaje de funcionarios públicos (…) es más chico” que antes de 2005.

Entonces “uno se siente estafado con esta comparación”, siendo que además esas áreas son “intensivas en recursos humanos”. Por eso Labat convocó a Talvi y a quienes piensan igual que éste a ensanchar el marco de su sinceramiento: “digamos que queremos Salud, Seguridad y Educación privada” y que por esto “queremos el modelo chileno”, como también lo quieren en “la Seguridad Social”.

“Estamos haciendo trampas” con el uso de los datos y la retórica y así “terminamos construyendo una gran noticia falsa”. Alertó que “lo que va a pasar con esto es incrementar la violencia de la campaña” y de hecho “me parece que se quiere ir ahí porque los planes no se están dando” para la oposición según lo que previeron sus estrategas de campaña. De modo que ante un escenario electoral incierto, apuestan a “embarrar la cancha”.

Acerca de la propuesta de reducir la cantidad de funcionarios públicos en decenas de miles o incluso en 100.000, “la única manera en que lo puede hacer es privatizando los servicios” de Seguridad, Educación y Salud.

Ello se corresponde con “la visión liberal de que todo tiene que ser objeto de negocio” y de que “lo privado es más eficiente que lo público”, lo cual también es falso, al menos en cuanto regla. En cambio, sí es genéricamente cierto que “los grandes procesos de corrupción en el mundo implican” siempre el involucramiento de actores “privados”.

De ahí que “para muchos” actores y agentes privados, este Uruguay que creció en actividad económica, derechos sociales y un Estado más activo “es una oportunidad de gigantescos negociados”, advirtió Labat.

“Uruguay es muy apetecible” como botín para poder “privatizar servicios básicos”, que son “servicios seguros y de alto rendimiento”. Va quedando cada vez más claro que “hay muchas cosas no dichas en esta campaña”.