“La representación de la mujer en la música tanto del lado interpretativo como compositivo está pasando por un buen momento”
06/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/4.-Samantha-Navarro-Domingo-23-de-febrero-2020.mp3

Samantha Navarro conversó con Música al Ángulo.

“La representación de la mujer en la música tanto del lado interpretativo como compositivo está pasando por un buen momento, momento de impulso y de reconocimiento también de dónde estamos nosotras, de todo lo que nos falta por hacer. Las jóvenes como siempre están un paso adelante y llevan un poco la batuta y en este intercambio y reconstrucciones, y todo lo que tiene que ver con la lectura de la realidad y de la historia, vamos a tener un futuro cercano muy interesante” le comentó Samantha Navarro a Felipe Castro en un nuevo capítulo de Música al Ángulo.

Samantha Navarro que tocó el jueves 20 en la Estación AFE (con varias ‘genias totales, entre ellas Cristina Fernández, clave para la cultura uruguaya’) dijo que “vamos a empezar a escuchar esta otra voz que es la mitad de la tierra y del cielo que es la voz de la mujer y de las disidencia, porque de la mano de empezar a comprender la necesidad de llegar a una presencia representativa van a venir también estas otras visiones de disidencias que ni nos imaginábamos que estábamos, se sentía una ausencia, eso va a mejorar todo y va a generar un avance cultural sin duda”.

Samantha, que tocará con La Dulce en la Sala Zitarrosa el viernes 6, comentó sobre el cambio de gobierno, cómo eso puede influir en derechos conquistados y cómo el arte puede ser resistencia:

“Lamentablemente la postura de la coalición multicolor es una postura en la cual los derechos para todas, todos y todes no es importante siquiera, más bien hay una lectura de que algunos de estos derechos son privilegios que no corresponden y hasta que no son naturales. En estas nuevas coordenadas estos logros que fueron conseguidos con tanta lucha y sacrificio están en peligro, no porque vayan desde el lugar de la ley a ser desbancados sino por el hecho de que muchos de esos derechos necesitan un presupuesto y una protección; si no le doy los recursos para que funcione una ley la estoy anulando indirectamente, eso es terrible.

Siempre desde el arte se hace la batalla, desde la resistencia cultural, desde la posibilidad de que nos preguntemos a cerca de determinadas ‘verdades instaladas’ y desde ahí nos podamos unir con las diferentes respuestas y con nuevas preguntas, unir en movimientos, colectivamente para hacer frente a estos ataques hacia la libertad y la belleza”.