EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS
La gente va a las ollas porque el aporte del Estado no da ni para dos días, alertó secretario de AEBU
26/04/2021
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2021/04/20210426_MH_Gambera.mp3
Descargar Audio

Del estudio ´Ollas y merenderos populares en Uruguay – Tramas para sostener la vida frente a la pandemia´, elaborado entre la Facultad de Ciencias Sociales y la Comisión Técnica Asesora de AEBU, surge que “casi el 80% de las donaciones viene de vecinos”, destacó en ´Mejor Hablar´ el secretario general del sindicato bancario, Fernando Gambera.

“Nos consta”, puntualizó Gambera entre varios elementos vertidos en la entrevista, “que después del 15 de cada mes, la gente, después de haber recibido alguna de las ayudas” del Estado “a través de ´tuapp´ o de las Asignaciones Familiares, va también a las ollas, porque sencillamente lo que se está entregando” por parte del gobierno “no da ni para dos días”.

“Entonces”, en entidades como Uruguay Adelante “se habla de eficiencia porque se mira el fenómeno desde la lejanía y desde la no-pertenencia, ´a nosotros no nos va a tocar, simplemente somos eficientes para que la gente pueda sortear esta situación de emergencia y acercarles ´un plato típico de ollas´´, como se presentó en su momento cuando se conforma la ONG”. 

“Que dicho sea de paso -prosiguió el dirigente bancario- hay cosas de las que ni siquiera hemos podido llegar a tener una explicación: ha habido una andanada durante todo el año pasado sobre la famosa ´personería jurídica del PIT-CNT´”, cuando “en el mundo todo el mundo sabe quién es el PIT-CNT, cuáles son sus autoridades, quiénes nos representan, todo lo que quieran. Y sin embargo, en una entrevista de las tantas que hubo la semana pasada, un integrante de Uruguay Adelante admitió que todavía no tienen personería jurídica. Entonces no sé por qué razón, y con qué necesidad, había que tercerizar de alguna manera ayudas que podían ir directamente a quienes se están organizando en los barrios, a quienes son conocidos en los barrios, sin necesidad alguna de generar ´mentores´”, se preguntó Gambera.

Luego apuntó, respecto del estudio citado, que “en una de sus tablas se puede ver claramente” que en cuanto a “la composición de las ollas” y según “se autodefinen, (…) más de la mitad son barriales y familiares, no tienen ningún vínculo institucional con ninguna organización de otro tipo. Y por eso, si uno va a una tabla donde se detallan los principales donantes a ollas populares (…) casi 80% de las donaciones viene de vecinos”, anotó.

Más adelante subrayó que “nosotros, todo lo que se factura, todo lo que entra y lo que sale está debidamente documentado con una factura que contiene IVA. Es obvio que todas las empresas que de alguna manera forman parte de las experiencias solidarias que ha habido y que están relevadas en este informe (…) tienen niveles de exoneración que en algún momento los vamos a tener que medir. Solo que a veces no se tiene todos los datos suficientes como para eso” y “si hubiera una parte de ese IVA que fuera devuelto, seguramente se convertiría en más comida para la gente”.