˂ Volver a Portada

Mejor Hablar

La generación country: el fruto de los barrios privados y la autosegregación

Barrio Privado en Uruguay
Logo de M24 en blanco

Actualmente hay 90 barrios privados, que ocupan más superficie que los 589 asentamientos irregulares juntos. (Captura Youtube)

Una reciente publicación analiza el fenómeno de la autosegregación y el efecto de la socialización exclusivamente entre iguales.

En el último capítulo del libro «Los de arriba: Estudios sobre la riqueza en Uruguay», el politólogo Marcelo Pérez junto al economista Pedro Ravela analizan la realidad de los 90 barrios privados del país.

Entrevistado por Mejor Hablar de M24, Pérez señaló que el barrio privado como producto, «tiene sentido en cuanto al cierre y nace con esa intención. La autosegregación es un elemento sustantivo y no único, también se integran otros elementos como exclusividad, estatus y el acceso a ciertos servicios».

Explicó que no se debe comparar la autosegregación con el enrejamiento por seguridad, típico en algunas cooperativas o complejos habitacionales.

Pérez señaló que «las personas que viven allí salen de un espacio cerrado y vigilado a otro igual, como un shopping, un colegio, entonces el efecto es que cuando esa persona es adulta y circula lo hace con miedo».

De ese fenómeno y de la «socialización burbuja» (entre iguales), es que en Argentina se acuñó el término «generación country», debido a los efectos que genera no socializar con personas de otros estractos.

Explicó que los barrios cerrados tienen como origen «terrenos muy baratos, que generalmente ocupaban sectores populares y con este arribo se ven determinados paisajes de desigualdad, y en cierta medida de expulsión, ya que suelos que eran bastante despreciados, empiezan a aumentar los costos y deja de ser viable para muchos sectores permanecer allí».

Actualmente en Uruguay hay 90 barrios privados, que ocupan más superficie que los 589 asentamientos irregulares juntos. El último censo (2011) ubicó a 165 mil personas residiendo en asentamientos, mientras que en barrios privados hay menos de 25 mil, señaló Pérez.

Publicidad de agenda cultural