«La desigualdad no es natural, es injusta, y se necesita un Estado que desvíe fondos de los más poderosos a los que nada tienen»
22/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/20200922-Fernando-Pereira.mp3

Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

El presidente del Pit Cnt, Fernando Pereira, consideró que las situaciones injustas se dan «cuando no hay intervención estatal para intentar desviar fondos de los más poderosos hacia los que nadan tienen».

Pereira discrepó con apreciaciones del presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Gabriel Capurro, quien había señalado en el cierre de la Expo Prado 2020: «La desigualdad de ingresos va a existir siempre por la propia naturaleza humana y es justo que así sea».

Por otra parte el presidente del Pit Cnt dijo a Info 24 que la desigualdad no se da por la naturaleza humana, sino por las leyes del capitalismo.

Según consideró el sindicalista, una de las contradicciones de intereses es la del capital con el trabajo. «Qué alguien me explique cómo tiene la misma condición para llegar a la universidad el hijo del dueño del campo que el peón», cuestionó.

Pereira recordó también que en la sociedad actual millones de personas quedan excluidas, mientras hay unos pocos que cuentan con grandes fortunas y son multimillonarios. Asimismo, reivindicó la importancia de la igualdad para generar una sociedad justa. Abogó en tal sentido por construir condiciones para las personas que viven en contextos sociales desfavorables, en particular, los niños.

«Como mínimo tiene que haber igualdad de oportunidades para acceder a la educación, al trabajo, para tener condiciones de vida adecuadas, para contar con los servicios públicos mínimos y que los ingresos no falten para cubrir la canasta alimentaria», subrayó el entrevistado.

El presidente del Pit Cnt señaló que el Estado presente es aquel que grava más a los sectores de altos ingresos para colocar recursos en sectores de la población con dificultades. «En un país que produce alimentos para 30 millones de habitantes no deberían existir personas que pasen hambre», sentenció Fernando Pereira.  

 

 

 

I