Justicia de Panamá investiga a los dos últimos expresidentes
06/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200704-04-CONT-PANAMA-M24-1.mp3

Corrupción, lavado de dinero y sobornos por parte de la empresa brasileña Odebrecht se cuentan entre las causas que enfrentan los exmandatarios. Sobre el tema Sputnik dialogó con el periodista Guillermo Ruiz, director del Instituto Panameño de Estudios Cívicos.

Ricardo Martinelli, presidente entre 2009 y 2014, y Juan Carlos Varela, gobernante entre 2014 y 2019, fueron impedidos de salir del país tras una resolución de la Justicia emitida este viernes 3 de julio. En la víspera ambos declararon en distintas fiscalías, acusados por corrupción y blanqueo de dinero.

«Lo que ha estado haciendo el Ministerio Público de Panamá es ampliar unas investigaciones que se iniciaron en el Gobierno anterior, de Juan Carlos Varela», contó a Sputnik el periodista Guillermo Ruiz, director del Instituto Panameño de Estudios Cívicos.

«Varela fue vicepresidente de Martinelli (…) pero solo por poco más de dos años debido a que se pelearon y la alianza que formaron se rompió», explicó el entrevistado. En las elecciones de 2014 el Partido Panameñista de Varela triunfó y renovó la Procuraduría de la Nación que comenzó una investigación contra Martinelli y miembros de su Ejecutivo.

«Varela gana las elecciones y entonces se rompe algo que en Panamá había sido como un secreto bien guardado a voces: cuando llegaba el presidente se hacía el que no había pasado nada y dejaba una especie de manto de impunidad sobre las cosas que habían pasado en el Gobierno anterior», analizó Ruiz.

La investigación, que provocó incluso varias detenciones, alcanzó a ministros, directores de entes y al círculo más cercano de Martinelli durante el período en que el panameñista no formaba parte del Gobierno. Sin embargo, casi el 98% de las causas no prosperaron debido a falta de pruebas.

Tiempo después, durante la gestión de Varela, otra causa contra su predecesor sacudió a la nación. Se lo acusaba de presuntas escuchas y espionaje a opositores políticos y periodistas. Una vez más, y tras su extradición de EEUU donde residía, fue sobreseído.

Pero las investigaciones no cesaron tras la victoria de Laurentino Cortizo en las elecciones de 2019. Roto el manto de protección a los gobernantes anteriores, el propio Varela fue puesto bajo investigación por nuevas acusaciones.

«Estos casos, en su gran mayoría, tienen que ver con Odebrecht que en Panamá entró en el año 2006 con una serie de proyectos menores. Pero en 2009 con Martinelli arrancan otros. Tanto él como Varela eran una dupla que difícilmente se despegaba cuando tenían viajes internacionales. Incluso así fue a la hora de conocer a los directivos de Odebrecht, cosa que se da en la República Dominicana», relató el analista.

La empresa brasileña, conocida por haber ofrecido sobornos a políticos de toda América Latina, fue beneficiaria de los contratos para la construcción de las dos líneas de metro con las que cuenta el país centroamericano. Allí, igual que en otras partes del continente, se acusa a los mandatarios de haber recibido estímulos económicos a cambio de tales contratos.

A esta causa se suma la conocida como Blue Apple, por la que la Fiscalía ha recuperado 40 millones de dólares y arrestado a decenas de personas. «En ella se descubre un grupo de cuentas bancarias, las cuales en la gran mayoría se abrieron en el período donde estaban Varela y Martinelli como socios políticos», opinó Ruiz, las que se habrían utilizado para la compra de bienes y por las que Martinelli habría recibido sobornos para facilitar la concreción de los negocios.