José Luis Genta: planteo de cambiar sistema de becas por préstamos bancarios “no es un problema económico, es un problema ideológico”
05/02/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/02/20200205-genta.mp3

Entrevistado en InterCambio el presidente de la Comisión Honoraria Administradora del Fondo de Solidaridad, José Luis Genta, valoró que hay “un problema ideológico” en el planteo de un grupo de egresados terciarios orientado a cambiar el sistema de becas por uno de préstamos bancarios.
Alrededor de esta política nacional de apoyo a jóvenes del Interior y de escasos recursos económicos para que accedan a estudios terciarios y universitarios con apoyo monetario público, “obviamente hay otras posturas”. La vigente fue votada por el Parlamento hace más de 25 años.
“Sin dudas esta postura” de eliminar virtualmente el sistema de becas para sustituirlo por uno basado en préstamos bancarios individuales, presentada por una entidad llamada Asociación Uruguaya de Egresados Terciarios de la Educación Pública, “es similar a la que hay en Chile” y que supone “mercantilizar” la educación de modo “parecido a lo que pueda hacer un empresario que quiere hacer chorizos y pide prestado al banco”, graficó.
Esa concepción choca con la evidencia de que el derecho a “estudiar” en general y a “tener educación universitaria en el siglo 21” en particular, como establece “la Unesco”, resulta
“fundamental” para el desarrollo. “El tema es ideológico, la ideología con la cual el gobierno y los partidos políticos uruguayos redactaron la Ley” y así generaron una solución “muy adecuada que en definitiva evitó colocar la matrícula en la Universidad”.
Genta habló después de los requisitos para acceder al Fondo de Solidaridad y para renovar ese apoyo. Informó que “el año pasado se dieron 8.680 becas y este año esperamos que se llegue a las 9.000”, mientras que “solicitudes hay entre 11 y 14.000” anuales, pero “solo se dan” a quienes cumplen con “las condiciones económicas y la escolaridad” mínima.
Destacó la incidencia positiva de las becas, comprobada mediante estudios, en el rendimiento académico de los becarios respecto del promedio estudiantil. Subrayó que actualmente el 20% de los egresados universitarios fueron becarios, “lo cual muestra que es una medida exitosa para esto”, junto al logro social de que “más del 90% de los becarios son primera generación” de estudiantes terciarios y universitarios en sus familias.
Explicó que “el Fondo se financia con el aporte de los egresados” y que la cuantía de ese aporte depende “del número de años de la carrera” culminada. Los egresados de carreras que duran más de cuatro años aportan un monto adicional. “Un abogado (…) los primeros cinco años no aporta, los segundos cinco años aporta 375 pesos por mes y los siguientes 20 años, 750 pesos por mes”, siendo este un ejemplo del que “aporta más” al Fondo.
En promedio, un egresado “pagaría 5.500 dólares en todo el periodo de 25 años” al Fondo de Solidaridad para que éste ayude a formarse y graduarse a las nuevas generaciones de estudiantes. Por lo tanto, “no es un problema económico, es un problema ideológico”, puntualizó el entrevistado.
Precisó que “las becas son de 9.000 pesos por mes” y para recibirlas “hay un límite” etario “que son los 29 años”. Recalcó como otro logro de esta política que “hoy el 20% de los que están aportando fueron becarios”.
Genta recordó al respecto que “hay un gran consenso de que el país se juega en el nivel educativo” de sus habitantes, asunto que en gran medida pasa por “la universalización” de la formación universitaria y terciaria.