˂ Volver a Portada

Piden su renuncia

Jerarca afirmó que el teatro independiente floreció en Dictadura y que existieron apoyos a la Cultura

Logo de M24 en blanco

Valentín Trujillo, director de la Biblioteca Nacional de Uruguay. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Organizaciones actorales y teatrales rechazaron los dichos y pidieron la renuncia del director de Biblioteca Nacional, Valentín Trujillo, tras afirmar que la Dictadura tuvo programas de apoyo a la Cultura y que se produjo «un florecimiento» del teatro independiente en aquellos años.

La Sociedad Uruguaya de Actores (SUA) y la Federación Uruguaya de Teatros Independiente (FUTI) emitieron un comunicado conjunto rechazando las expresiones del director de la Biblioteca Nacional, Valentín Trujillo, durante una jornada virtual de la Fundación Mario Benedetti el pasado 12 de mayo.

Allí, Trujillo señaló que «con todos los problemas políticos, sociales, legales y demás que tuvo la dictadura (1973-1985) en el Uruguay, también tuvo sus programas de apoyo a la cultura. Sería tonto negarlo». Luego agregó que durante aquellos años «había programas de apoyo a la literatura, a las artes plásticas, y a otras artes».

Luego expresó que «en enormes comillas, gracias al desafío gigantesco, político sobre todo, que significó la dictadura para el Uruguay, el teatro independiente tuvo un florecimiento y una ebullición gigantescos», en aquella época y que «incluso en muchos casos jugando de una manera muy particular entre lo estatal y lo privado».

La SUA y la FUTI, señalaron que Trujillo «debería revisar su permanencia en un sitio tan sensible e icónico como lo es la Biblioteca Nacional y solicitar las disculpas por este exabrupto a un sector de la cultura particularmente perseguido en tiempos de dictadura».

Los dichos del jerarca «sólo reflejan un cinismo y menosprecio a la inteligencia del público uruguayo», ya que «el teatro independiente uruguayo fue saqueado, perseguido y castigado durante los años más oscuros de nuestra historia. La supervivencia fue gracias a la creatividad, a la solidaridad y al compromiso de un pueblo y sus artistas que no se dejaron doblegar».

«Como artistas respetamos todas las opiniones y posiciones políticas como sustento de la democracia, pero no podemos permanecer en silencio ante la tergiversación de los hechos», agrega el comunicado, que señala que el jerarca «no debe con sus dichos buscar la mitigación de un proceso devastador para nuestro medio y el país en general».

«Como escritor el señor Trujillo sabe que la historia puede contarse siempre desde otra perspectiva. Pero eso no deja de ser un relato. Los hechos son otra cosa. La persecución, censura, tortura, desaparición forzosa y asesinato de compatriotas no es una política de apoyo a la cultura. Y la cultura florece como respuesta a estos atropellos y crímenes, no gracias a ellos», advierten ambas organizaciones. 

«Sinceramente esperamos que sus declaraciones estén basadas en la ignorancia de los hechos concretos. La misma ignorancia que demuestra en otros momentos de su alocución», señalan.