Jana Rodríguez sobre su vida en China desde la propagación del coronavirus: acá te llevan a los hospitales gratis y te internan gratis, en EEUU te cobran 1.400 dólares
02/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/20200302-JANA.mp3

Entrevistada en InterCambio la matemática rioplatense residente en China Jana Rodríguez, habló de la vida cotidiana y su experiencia en ese país a la luz del impacto social que está provocando la epidemia del coronavirus.

Rodríguez contó acerca de su vida cotidiana en la ciudad de Shenzhen que “acá la gente se cuida mucho” de un posible contagio con el coronavirus y de hecho “usar mascarilla es obligatorio”, así como desde el gobierno “se recomienda no salir de la casa” y de hecho “trabajamos todos online”.

“Por supuesto que hay servicios” funcionando y “por ejemplo los delivery´s trabajan más que nunca”, pero “hay que bajar” a la puerta de cada edificio a buscar el pedido porque aquellos no suben. A los residentes universitarios “cada vez que ingresamos al complejo de edificios nos toman la fiebre” y en los restoranes “nos miden la temperatura a todos los clientes”, graficó.

La académica explicó que “la gente está teniendo tiempo libre” y pasea más que lo habitual, claro que “todos están con mascarilla”. Cuantificó la situación informando que “el trabajo online aumentó 600%” y añadió que “la gente que llegó del exterior tiene que estar 14 días sin salir del campus”.

Dado que “con la globalización los chinos viajan” por todo el mundo, ya está ocurriendo que “se contagian afuera” con coronavirus y así vuelven a su país. “La mortalidad depende mucho de las zonas y las edades”, apuntó.

Sobre la atención y el potencial de propagación de este virus, Rodríguez destacó que “acá te llevan a los hospitales gratis y te internan gratis”, mientras que “en Estados Unidos te cobran 1.400 dólares” por lo mismo.

Esto podría generar una propagación mucho mayor que en China porque mucha gente probablemente deje de consultar ante eventuales síntomas por la imposibilidad de pagar el precio de la atención médica en un país que, como la potencia norteamericana, carece de un sistema de salud gratuito.