Investigador en ciencias sociales Amílcar Salas analizó discurso de Lacalle Pou: “gobernar es un acto político” por definición y “siempre lo ha sido”
26/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/20200326-salas.mp3

Entrevistado en InterCambio el sociólogo y politólogo argentino Amílcar Salas, investigador del instituto de geopolítica Celag, analizó las dichos del presidente Luis Lacalle días atrás en rueda de prensa en cuanto que en el gobierno “no estamos haciendo política” sino que “estamos gobernando”.

Salas valoró que “es interesante ese entrecruzamiento de palabras”, sobre todo teniendo en cuenta que el concepto o idea de política “es bastante antigua” y se puede rastrear ya “en el pensamiento griego, clásico”.

Indicó que ese uso discursivo de Lacalle Pou apunta a “instalar” la idea de que “una cosa es la política y otra cosa es la administración”, en el sentido “del gobierno” como “algo vinculado con una técnica”.

Recordó que “esto viene de más atrás, pero el imaginario neoliberal trata de actualizarlo” a los tiempos actuales. Lo cierto es que “gobernar es un acto político” por definición y “siempre lo ha sido” en todas las latitudes.

Añadió que “el hecho de colocarse como gestores, como administradores, es muy de Estados Unidos siglo 20 después de la Segunda Guerra Mundial”, en referencia a la idea de gobernar “como algo propio de un instrumental, de una neutralidad”.

Está claro que “tratar de sacar la política del medio es muy dificultoso”, apuntó el entrevistado y lo ejemplificó con las orientaciones y estilos de los gobiernos argentino y brasileño, muy diferentes entre sí pero en ambos “las decisiones políticas están atravesadas por valores”, naturalmente.

En el caso del gobierno uruguayo, “puede ser que no haya partidarismo, pero es otra cosa” ya que gobernar es una actividad neta y centralmente política, en el sentido de la esfera pública, de la polis. Lo expresado por Lacalle implica “contrabandear una intencionalidad que no viene al caso”.

En esa dirección, Salas indicó que el espíritu de lo manifestado por el mandatario “es el mismo” del discurso de la campaña electoral referido a la supuesta intención de dejar de lado las ideologías y abrazar la gestión como una pretendida dimensión estrictamente técnica y alejada de la política.

En ese punto, el investigador recordó que “hay tradición de políticos uruguayos que han marcado ese surco” de declaración de asepsia y adscripción a una retórica ortodoxa de neutralidad administrativa, “y en otros países latinoamericanos también se identifican estos personajes”.

No obstante, proyectó, “después de dos, tres años” de gobierno, “esgrimir ese argumento va a ser muy difícil” y el presidente uruguayo puede hacerlo ahora “solo porque acaba de comenzar” a ejercer el mandato constitucional.

Ejemplificó ese razonamiento evocando que con el anterior presidente argentino, Mauricio “Macri, en los primeros meses pasaba lo mismo que está pasando con Lacalle Pou en Uruguay”, o sea “decía cualquier cosa” en virtud de “un periodo de gracia en las sociedades” al inicio del mandato.

Reflexionó después sobre el valor del concepto ´libertad´ para los uruguayos y el uso que de esta emblemática palabra hizo Lacalle Pou en el discurso de asunción de funciones el 1 de Marzo, y lo relacionó directamente con las palabras analizadas de la rueda de prensa.