InterCambio con el director del Museo Histórico Nacional, Andrés Azpiroz: el desafío radica en la comunicación para que el acervo del Museo sea accesible a todos
30/09/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/09/20190930-andres.mp3

Entrevistado en InterCambio el director del Museo Histórico Nacional, Andrés Azpiroz, habló de la historia de las casas de origen patricio que albergan a la institución y repasó diversos aspectos y capítulos del acervo artístico y patrimonial del Museo, parte de la historia misma del país.

Azpiroz explicó que “son todas casas de familia, donde vivió gente” y dado que “no fue hecho” para Museo ninguno de estos edificios, su estructura “genera muchos inconvenientes en el mantenimiento de las colecciones”.

En el mismo sentido “también” genera complicaciones “en cómo” las obras “se exponen, porque son todas Patrimonio Histórico Nacional” y esta condición “nos marca mucho qué tipo de intervenciones podemos hacer y cuáles no”. Después de ser hogar de varias familias de las clases altas, en la ´Casa de Rivera´ incluso “funcionó el hospital del Banco de Seguros”.

Además, estas construcciones “funcionaron con comercios” porque “algo muy típico de estas casas que fueron del patriciado” es que las familias propietarias “muchas veces se empobrecen”, entonces para generar recursos “alquilan las partes bajas de la casa” en las que se instalaron “comercios, estudios, casas de remate”, describió.

Después el director subrayó la impronta, en estas casas que conforman el Museo Histórico Nacional, de la visión histórica nacional de Juan Pivel Devoto. El acervo del Museo se integra con unas “3.000 obras”, resaltó.

Azpiroz recordó que el Museo “es una institución científica volcada a la divulgación” y que en virtud de ello, “en el Museo la comunicación es la exposición” de su acervo. De ahí que un gran “desafío” radica en “la comunicación” para que ese acervo “sea accesible” a todos.