Intendencia quiere modelo de remuneración a empresas de transporte “por kilómetro u hora de servicio, basado en altos estándares de calidad”
04/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/200804-INTHAMOUSSU.mp3

Entrevistado en InterCambio el director de Movilidad de la Intendencia de Montevideo (IM), Pablo Inthamoussu, explicó “la hoja de ruta” planteada a las empresas del transporte colectivo de pasajeros para “reducir costos” del Sistema, fijar “un estándar de calidad” del servicio y tornarlo sustentable.

Inthamoussu habló primero de Tránsito en distintas áreas de la ciudad y citó algunas de las obras en curso para agilizarlo. Después abordó el tema Movilidad señalando que “la hegemonía del automóvil es muy fuerte culturalmente” en nuestro país, pero que eso “está cambiando” con la gente más joven y esto “está ayudando” a modificar paulatinamente esa cultura.

“Pero también tenemos una debilidad” en ese sentido y es que todavía “no explota el uso de la bicicleta” como para superar masivamente ese apego al automóvil y con esto, racionalizar el uso del espacio y mejorar el ambiente.

Luego, el jerarca se refirió al Sistema de Transporte Metropolitano (STM) en el marco de la pandemia y dijo que en cuanto a “cómo transitar la crisis, creo que lo estamos haciendo y que lo estamos haciendo bastante bien”.

Recordó que desde el 13 de Marzo “llegó a bajar más del 80% la venta de boletos” y para dimensionarlo evocó que en el año 2002 “hubo una crisis importante y lo que sucedió fue una pérdida de 10%” en venta de boletos.

Lamentó que “en este caso habíamos parado la caída” en venta de los años anteriores pero en Marzo “vino este mazazo” de la mano del Coronavirus, por lo que “cerrando el 2020 estaremos en (…) 100 millones de boletos” menos vendidos al cabo del año, equivalente a “40% de caída”, que en lo financiero “son 80 millones de dólares (…) en un sistema que cuesta 300”.

Para las necesidades inmediatas de soporte financiero del STM que la IM no puede cubrir con liquidez propia, “vamos a pedir un préstamo al Banco República” y al mismo tiempo, pero ya apuntando al sostenimiento de mediano plazo, a las empresas y actores del Transporte “les dijimos ´hay que reducir el costo por kilómetro´”, al menos “para transitar la crisis”.

En ese sentido la IM se asume como “el regulador” activo que en la órbita del Departamento de Montevideo expresa a “un Estado fuerte” ante la evidencia de que “hay un montón de cosas que el mercado no resuelve”.

Es así que a empresas y actores transportistas se les propone articular “un modelo de remuneración (a las empresas) por kilómetro u hora de servicio” para poder “reducir el costo” sistémico y que esté “basado en altos estándares de calidad del servicio (…) que tiene que cumplir” el prestador.

“Hay que trabajar con el sector porque en esto la premisa es que no haya perdedores ni ganadores”, puntualizó Inthamoussu. Se trata de “ir a un concepto de Sistema” de Transporte único y cabal, esto es sin mayor diferenciación entre las empresas en materia de condiciones del servicio, identidad, estética, marketing y aledaños. “No podemos poner el servicio en función de las lógicas internas de las empresas”, resumió al respecto.

En definitiva, la IM apuesta a consolidar las bases de un STM articulado entre su racionalidad económico-financiera, de la que precisó otros aspectos vinculados a las dimensiones de los ómnibus, y la calidad básica del servicio, centrando el corto plazo en la supervivencia ante la crisis.

Destacó que “esta es la hoja de ruta que queremos dejarle a la próxima administración” y aclaró que “obviamente esto se presenta como un borrador” para trabajar, aunque este proceso “tampoco puede ser eterno”.
Consultado por su percepción partidaria de este desafío especialmente complejo por la pandemia y la crisis, resaltó que “los tres candidatos del Frente Amplio (a la IM) tienen esa mirada de la Movilidad sostenible”.

Preguntado por los anuncios del gobierno respecto del dinero que prevé destinar al financiamiento de las 19 Intendencias del país, el entrevistado resumió que “lo que está en el fondo es la equidad en el reparto” nacional.

Subrayó positivamente que entre los gobiernos anteriores y el Congreso de Intendentes se había acordado “un equilibrio” razonable para el reparto, pero “ahora se retira esa compensación” lograda para Montevideo por su demografía y capitalidad, lo que “es injusto para con los montevideanos”.