Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS
Informe de Alfie para Aratirí «fue correcto y no contenía falsedad alguna», dijo Bordaberry
22/11/2020

Isaac Alfie «no era funcionario público por lo que no había impedimento legal en lo que hizo» y «su informe fue correcto y no contenía falsedad alguna» señaló el exsenador Pedro Bordaberry, sobre la participación del actual director de OPP en el juicio de la minera Aratirí contra el Estado uruguayo.

Desde el Frente Amplio se pidió la remoción del director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto Isaac Aflie, tras revelarse en una publicación del Semanario Búsqueda que el jerarca había señalado que «la minera recibió un trato distinto al que correspondería y que se le debería haber otorgado el beneficio fiscal que solicitaba» y que Aratirí se refirió a él como «experto de los demandantes» y lo citó 27 veces para intentar demostrar que debió recibir beneficios fiscales. En enero, Alfie había dicho no haber defendido posiciones y que su informe no se expedía “sobre el fondo ni sustancia del caso”.

En una columna publicada este domingo en el diario El País y titulada «Ladran, Lito, buena señal”, el exsenador por el Partido Colorado, Pedro Bordaberry, aseguró que Alfie participó en el juicio «cuando no ejercía cargo público alguno, es decir no tenía ningún tipo de impedimento legal o ético, lo contrató un estudio jurídico para que diera su opinión técnica sobre un tema de su especialidad» y el hoy director de OPP «fue consultado sobre el régimen de exoneración de impuestos vigente, dio su opinión técnica y luego fue convocado como testigo sobre ella».

«Toda empresa o persona que entiende que sus derechos fueron violados tiene derecho a recurrir a un Tribunal para que así lo declare (…) aun aquellos con los que discrepamos, pueden recurrir a profesionales para la defensa de sus intereses y estos prestar sus servicios y su informe fue correcto y no contenía falsedad alguna. Tanto que nadie osó decir lo contrario» dijo Bordaberry.

El exsenador dijo que el expresidente José Mujica junto con sus ministros y los legisladores del Frente Amplio «todas las semanas hablaban de las bondades del proyecto» y recordó los cambios en el Código de Minería y la aprobación de una ley minera de Gran Porte.

Bordaberry aseguró que «un alto funcionario del primer gobierno del Frente Amplio» fue Gerente General de Aratirí y se preguntó «¿De él no se dice nada? Nada le impedía, si no ejercía un cargo público, ser el Gerente General de Aratirí. Pero eso, ¿no es mucho más grave que haber dado una opinión técnica sobre el alcance de una ley?».

«Dar una opinión técnica o asesorar a un privado en su relación o derecho frente al Estado cuando no se es funcionario público no tiene impedimento legal o ético alguno. ¿Pero se puede decir lo mismo de aquellos que ocupando altos cargos públicos siguieron ejerciendo su profesión e incluso demandaban al Estado?» se preguntó.