EN VIVO

1 seg
|
1 seg
Tabaré Vázquez
Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS
Hoy cumpliría 81 años Tabaré Vázquez: el hombre que rompió con la hegemonía bipartidista en Uruguay
17/01/2021
Descargar Audio

Hoy cumpliría 81 años el dos veces presidente, Tabaré Vázquez. Vida y obra del hombre que en 2005 rompió con la hegemonía bipartidista y se convirtió en el primer mandatario de izquierda del Uruguay.

Tabaré Ramón Vázquez Rosas nació el 17 de enero de 1940 en el barrio montevideano de La Teja. Fue el cuarto hijo del matrimonio conformado por Héctor Vázquez y Elena Rosas. Su madre era ama de casa y su padre trabajaba en ANCAP «era dirigente sindical, estuvo preso y perdió el trabajo, sólo por la amnistía que se logró cuando legisladores de la izquierda uruguaya lo plantearon en el Parlamento, pudo recuperar ese trabajo» recordó Vázquez en 2017 en una charla con trabajadores del ente petrolero.

Su madre, su padre y su hermana murieron de cáncer en la década de 1960. Y si bien nunca dudó de su vocación médica, contó más de una vez que eligió especializarse en oncología más por su peripecia familiar, «con más razón que sentimiento» dijo una vez a la revista Noticias.

En 1964 se casó con María Auxiliadora Delgado (1937 – 2019), con quien tuvo cuatro hijos Álvaro, Fabián, Ignacio y Javier. Cuatro años después de contraer matrimonio, se graduó como médico general y ya en 1972 era especialista en oncología y radioterapia. De su barrio La Teja dijo que «no es quizás la cara bonita” de Montevideo, peor si un símbolo de las manos limpias de sus trabajadores, sinónimo de solidaridad, honradez, entrega, cariño y de compromiso.

Allí fundó «El Arbolito», allí presidió a Progreso, lo ascendió, lo sacó campeón uruguayo por primera y única vez en su historia (1989) y lo depositó en la Copa Libertadores de América. En 1989 fue el candidato único del Frente Amplio para la Intendencia de Montevideo y contra todo pronóstico se convirtió en el primer gobernante frenteamplista de la historia. Su gestión lo proyectó como una figura política nacional.

Entre 1994 y 1998 presidió la coalición de izquierdas y para el 94′ encabezó la formula presidencial junto al exintendente de Cerro Largo por el Partido Nacional, Rodolfo Nin Novoa. Quedó a 35 mil votos de ser presidente y en 1999 nuevamente fue candidato a la presidencia. Allí logró que su partido se impusiera como la primera fuerza política del país, obteniendo el 40% en primera vuelta, pero perdiendo el balotaje ante Jorge Batlle con el 45% de los votos, en el estreno del nuevo régimen electoral.

En 2004, el binomio Vázquez – Nin obtuvo el 50,4% de los votos y rompió la hegemonía bipartidista. Asumió en 2005, tras la peor crisis económica y social de la historia del país. Vázquez dejó la presidencia en 2010 con un nivel de popularidad de 80% (según la empresa Factum).

Le entregó la banda presidencial a quien fuera su ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, José Mujica y quien en 2015 se la devolvió. En noviembre de 2014, se convirtió en el presidente más votado de la historia política del país, al imponerse ante Luis Lacalle Pou en segunda vuelta con el 53,48% de los votos (1.241.568 sufragios).

Durante sus dos mandatos, impulsó una serie de reformas inéditas. En políticas sociales con la creación del Ministerio de Desarrollo Social, con el Plan de Emergencia como un ícono de los tiempos que se vivían en 2005 con 40% de personas bajo la línea de pobreza, 6% en indigencia y un desempleo de dos cifras.

En Salud con una reforma integral que amplió y universalizó la cobertura médica. En Derechos Humanos con la búsqueda y aparición de restos de detenidos desaparecidos durante la última Dictadura Militar. En Educación con el nacimiento del Plan Ceibal, que universalizó el acceso a dispositivos tecnológicos por parte de niños y adolescentes.

En 2018 fue galardonado como Héroe de la Salud Pública de las Américas por la Organización Panamericana de la Salud, producto de su política antitabaco y su postura firme contra las empresas del sector, calificadas como «un ejemplo noble e histórico a ser imitado por todos los líderes”.

A horas de dejar la presidencia en 2020, fue designado presidente de Honor del Frente Amplio. En su último acto público rindió cuentas, destacó la participación y el trabajo colectivo, e hizo un llamado a los militantes de su fuerza política a no rendirse. La pandemia, provocó que sus apariciones públicas fueran a través de la plataforma Zoom. Allí mantuvo encuentros con dirigentes y militantes de los 19 departamentos en el marco de las elecciones departamentales.

En la madrugada del 6 de diciembre de 2020, mientras descansaba en su hogar, falleció a causa de su enfermedad (el cáncer de pulmón que venía enfrentando desde un año antes). Ese día una multitud despidió y agradeció al exmandatario, agolpada en el recorrido del cortejo fúnebre que salió desde la empresa Martinelli por la calle Barrios Amorín, tomando 18 Julio, Paraguay, Libertador, Av. De las Leyes, Av Agraciada, Carlos M. Ramírez, en dirección al cementerio de La Teja, donde la familia, en privado, le dio sepultura.

Todo el sistema político uruguayo, de diversas organizaciones y partidos políticos, expresaron su pesar, sumado a las palabras de jefes de Estado y ex presidentes, expresaron su congoja ante a pérdida de uno de los principales referentes de la política y de la medicina, dentro y fuera de fronteras.