97.9 fm MVD

102.5 fm Maldonado

˂ Volver a Portada

Nada Que Perder

Horas de encierro para adolescentes del INISA de 18 horas es más costoso que las medidas alternativas, sostuvo jerarca del FA

Logo de M24 en blanco

Andrea Venoso, directora del INISA (Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente) por el Frente Amplio (FA), dijo en Nada Que Perder de M24 que se observa desde el 2018 una baja en lo relativo a la incidencia de los adolescentes en el delito que, desde entonces hasta ahora, la cifra es de mil personas en esa franja etaria que están en conflicto con la ley.

Recordó que en el 2021 pasaron 960 adolescentes por el INISA, la mitad de ellos con medidas privativas de libertad y la otra mitad con medidas no privativas de libertad.

Si bien aseguró que ese número está estancando, las penas para adolescentes aumentaron a raíz de la aparición de la Ley de Urgente Consideración (LUC) y también por las leyes que determinan el delito por microtráfico.

En relación a la población del INISA que se encuentra privada de libertad, señaló que las horas de encierro son “muy elevadas”, es decir que aumentó la franja de horas de encierro que va de 12 horas en 18 en celdas y disminuyó las horas de medidas socioeducativas, de acuerdo a un relevamiento de UNICEF.

“En INISA hay un adolescente por día, por hora, de medias socioeducativas, cuando sabemos que los adolescentes en el sistema educativo formal pasan más de cuatro horas. Eso debería ser así también en los centros de privación de libertad, porque los adolescentes están privados de su libertad ambulatoria, pero hay que garantizarles el derecho a la educación, el derecho al esparcimiento”, comentó Venoso, según datos del observatorio del INISA que también coincide con el de UNICEF.

La jerarca explicó que de acuerdo a la normativa internacional y al Código de la Niñez y la Adolescencia, “la medida no privativa de libertad (en contexto) tiene que ser la norma; sin embargo, Uruguay tiene una norma – trasciende los gobiernos – que desde el 2013 ha habido un aumento de la punitividad que la moña es la LUC que aumenta el doble las penas para los adolescentes”.

Asimismo, afirmó que el encierro implica un mayor presupuesto “que hoy el INISA no lo tiene”. “Si fortalecemos las medidas alternativas a la privación de libertad es mucho más económico (…) el presupuesto es el 5% de lo que se lleva la privación de libertad”, enfatizó.

El perfil de los adolescentes que ingresan al INISA provienen de familias con bajos ingresos, con dificultades en el acceso a la vivienda y casi la cuarta parte con desnutrición.

Consultada sobre el funcionamiento del directorio, comentó que con la reciente incorporación de Rosario Pérez ahora funciona como una coalición, con las dos directoras que coinciden en sus planteos – no como antes que había dificultades de entendimiento entre las jerarcas oficialistas – lo cual facilita el panorama para la oposición ya que el diálogo se hace más directo.

De todas maneras, contó que las líneas del oficialismo tienen un acento en seguridad, que se refleja en los pases de comisión que gestionan, de personas que provienen del Ministerio del Interior.

Por otra parte, Venoso remarcó que el presupuesto se ha recortado desde el 2020 en un 10%; en funcionamiento un 20% menos y en inversión de obras un 80% menos.

“Pedimos un aumento presupuestal desde la oposición, porque no podemos asumir ingresos de persona, no se cumplen con las carreras administrativas y estamos viendo que los centros con los regímenes de turno entre 20 y 25 adolescentes atendidos entre 3 y 4 funcionarios en el turno, lo que lleva que los adolescentes no puedan realizar las actividades “, detalló.

Finalmente, mencionó que los jueces especializados en adolescentes están apostando más a las medidas no privativas, pero se precisan recursos humanos y materiales.