EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Elecciones Departamentales

¿Hasta dónde llegará la tensión en el Cáucaso entre Armenia y Azerbaiyán?
10/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/200807-02-TELE-ARMENIA-1.mp3
Descargar Audio

«Para nosotros resulta muy sensible la situación en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán», dijo el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en relación con los enfrentamientos armados que se suceden desde el 12 de julio. La posibilidad de que Azerbaiyán concrete la advertencia de atacar la base nuclear armenia mantiene en vilo a toda la región.

Ambos países responsabilizan a su vecino por una escalada que a casi un mes de iniciada ya incluyó uso de artillería pesada y drones aéreos no tripulados. La destrucción de infraestructuras y la muerte de al menos una docena de militares —entre ellos un general y un coronel del ejército azerí— son las consecuencias más dramáticas hasta el momento.

El conflicto se desarrolla principalmente en el sector norte, en la línea que separa la región azerbaiyana de Tovuz de la provincia armenia de Tavush, cerca de Georgia, a cientos de kilómetros de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj.

Este último territorio es, desde 1988, el principal punto de tensión entre los Estados, que sin embargo arrastran problemas incluso desde antes de convertirse en repúblicas independientes en 1918. Dos años después se incorporan a la incipiente Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, período en el cual las tensiones en cierto modo se apaciguan.

En 1988 —con la URSS iniciando su proceso de disolución— se reavivan las diferencias y se registraron varios enfrentamientos. El último de ellos había sido en 2016 en lo que se conoció como «La guerra de los cuatro días».

Lejos, pero cerca

Se conoce como diáspora armenia a las comunidades formadas en distintos países en un proceso que inició en buena medida a raíz del genocidio armenio, ocurrido entre 1915 y 1923.

Iniciado por el Imperio Otomano —disuelto tras la Primera Guerra Mundial— se responsabiliza a su heredera política Turquía como autora, algo que Ankara niega, al igual que Bakú, capital azerbaiyana.

Se estima que de los 12 millones de armenios, solo tres millones viven en el país del Cáucaso. Rusia con 2,5 millones, EEUU con 1,8 millones y Francia con 1 millón son las naciones que más presencia de esta comunidad tienen dentro de sus fronteras.

Llegada a la región

En Latinoamérica se concentraron en el Cono Sur, encabezando la lista Argentina con 135.000 personas de ese origen, Brasil con 90.000 y Uruguay con 20.000. Federico Waneskahian es uno de los referentes de la comunidad armenia en este último país.

«Uruguay fue de los poco países que cuando se cometía el genocidio apostó por la incorporación de Armenia a la Sociedad de Naciones, que contó con el voto de solo ocho países, entre ellos Uruguay», destacó.

Se refería al organismo internacional creado por el Tratado de Versalles (28 de junio de 1919), cuyo objetivo era establecer las bases para la paz y la reorganización de las relaciones internacionales una vez finalizada la Primera Guerra Mundial.

El entrevistado mencionó que la Comunidad Armenia en Uruguay comenzó a establecerse «a partir del genocidio, y se desarrolló un vínculo muy fuerte entre los pueblos por cómo Uruguay recibió a nuestros mayores».

En 1965 el país sudamericano fue «el primero que internacionalmente reconoce el genocido armenio en una época en que el tema estaba silenciado». Por todo esto, Vaneskahian dijo que «Armenia considera a Uruguay uno de sus mejores vecinos por más que la distancia es lejana».

Atentos

En este contexto, la Comunidad Armenia del Uruguay emitió un comunicado el 15 de julio criticando al «Ejército de Azerbaiyán» por violar «el cese del fuego, atacando en esta oportunidad la región de Tavush en el noroeste de la República de Armenia».

Condenaron el hecho de que el ataque se produjo «tras el pedido del secretario general de Naciones Unidas de evitar cualquier tipo de confrontación armada durante la pandemia del COVID-19, respaldado por el Consejo de Seguridad y 170 Estados miembro [entre ellos Armenia y Uruguay, aunque no Azerbaiyán]».

Vanekahahian afirmó que «el conflicto ha pasado de una cuestión de la pretensión de control a un territorio a una visión mucho más peligrosa, que tiene que ver prácticamente con la desaparición de Armenia».

El entrevistado explicó que «Azerbaiyán ha planteado, en este contexto, la amenaza del ataque con misiles a la central nuclear que abastece de energía eléctrica a Armenia; una tragedia no solo para este país —que considera la medida como genocida—, sino que afectaría a toda la región».