EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Por Decir Fútbol Transmisión de fútbol

Foto: Pablo Vignali / adhocFOTOS
Gobierno presiona a Ancap para que envíe más dinero y se espera un nuevo aumento de los combustibles, advirtió director del FA
23/03/2021
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2021/03/WALTER-SOSA-ANCAP-20210323.mp3
Descargar Audio

Director frenteamplista de ANCAP advirtió que se espera un nuevo aumento de los precios de los combustibles, especialmente de las naftas, incumpliendo nuevamente la promesa electoral del presidente Luis Lacalle Pou.

Un informe del equipo de representación del Frente Amplio en el directorio de ANCAP, señala que subirán la actual administración tomo medidas «que no han hecho más que retroceder en la eficiencia» de la empresa, empeorando sus cuentas, peligrando su capacidad de suministro.

Además «ni siquiera fueron capaces de cumplir su promesa electoral de bajar los precios de los combustibles, sino que encima los subieron» y «es esperable un (nuevo) aumento de los precios de los combustibles, especialmente las naftas».

El el director frenteamplista Walter Sosa, denunció en Info 24 que el gobierno presiona insistentemente al directorio de Ancap para que exprima más las finanzas del ente y satisfaga las exigencias del Poder Ejecutivo.

Sosa explicitó que los directores reciben “permanentemente una presión del Poder Ejecutivo para obtener liquidez de dinero”, tanto que “en los últimos meses los inventarios de crudo y de refinado están descendiendo” con el único propósito de “ahorrar a corto plazo dinero.

Pero esto va a tener un costo porque en los últimos meses el precio internacional” del petróleo “se está elevando, entonces reducir inventarios nos expone a las variaciones al alza, además de exponernos a mayor riesgo de desabastecimiento”. Recordó al respecto que “esta intención de obtener liquidez por parte del Poder Ejecutivo ya la veíamos el año pasado cuando se aprobaron los presupuestos, en los que hubo una serie de recortes en inversiones, en gastos operativos y de personal como nunca habíamos visto” en el país.

“Y la situación financiera de Ancap es muy compleja” porque si bien “a comienzos del año pasado las administraciones anteriores le dejaron una caja de 193 millones de dólares, al fin del mismo terminó en 108 millones” por el “alza del dólar” que acumuló +28% en los primeros meses y “la suba del Imesi absorbida por Ancap en dos oportunidades”, abril y este año. A eso se suma el decreto emitido en diciembre por el Poder Ejecutivo, que “determinó que los combustibles deban subirse todos los meses” y aunque “el único aumento fue por ahora en enero”, se genera “una imprevisibilidad de los ingresos para Ancap porque no sabemos cómo serán esos ajustes”, amén de la “imprevisibilidad” que se genera “a los clientes”, razonó Sosa. Mencionó otro perjuicio como la eliminación de “la cobertura” de precios de compra de crudo y refinados establecida por Ley en 2017 y advirtió que “en este año la situación financiera de Ancap va a estar más compleja y seguramente si no hay algún cambio, quizás a partir de mitad de año tengamos en caja un déficit que se irá incrementando en el correr del año”.

Señaló que “todas las posibilidades” que maneja el gobierno respecto de Ancap y la política de combustibles “le generan inconvenientes al Poder Ejecutivo porque si suben” los precios, “es una alternativa que la han descartado durante la campaña electoral y de hecho ya no la han podido cumplir porque subieron en enero; una capitalización es algo que fue muy criticado por lo que ocurrió antes” en la petrolera estatal; “y seguramente puedan también ir por el lado de solicitud de préstamos para tener un apalancamiento y poder ir sobrellevando la situación actual”, alertó Sosa.

El entrevistado advirtió contra la posibilidad de que sea “prácticamente parada la planta de producción de bioetanol de Paysandú” si se reduce de 10% a 5% la proporción de ese carburante nacional en mezclas de naftas, y contra la posibilidad de “cerrar la planta de biodiesel” de la nacional Alur. “Sería un crimen cerrarla, es una inversión de 18 millones de dólares, aún resta amortizar 12 millones (…) estaríamos enterrando un capital de 18 millones de dólares” e “iríamos a pérdida contable de 12 millones, una planta que tiene una vida útil de 17 años más, algo que no se puede creer”.

Sosa agregó otra advertencia referida a “las pérdidas” que habrá en razón “del contrato con Cousa” por el suministro “de aceite para el proceso de generación de biodiesel (…) y que Cousa obviamente va a exigir que se cumpla”. “Si hoy dejáramos de operar en la planta de biodiesel, tendríamos una pérdida de 63 millones de dólares adicionales” por ese concepto, avisó. Luego añadió “la pérdida de puestos de trabajo directos, indirectos, todo el conocimiento acumulado y sin duda también un impacto medioambiental”.

Nota relacionada:

«Inminente aumento» en precios de combustibles genera cuestionamientos desde el FA