Gambera: El informe del gobierno de EEUU “denosta a los sindicatos y fuerzas sociales de nuestro país” y busca “influir en el año electoral”
16/07/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/07/GAMBERA-web-16-07-19.mp3

En las últimas horas la embajada de Estados Unidos en nuestro país publicó el informe 2019 sobre Clima de Inversiones para Uruguay, documento que generó inmediatas repercusiones.

Si bien en un pasaje dice que el gobierno de nuestro país reconoce el papel que cumplen las inversiones extranjeras en el desarrollo económico y sigue manteniendo un clima de inversiones favorable que no discrimina a los inversores extranjeros, por otro lado afirma que casi la cuarta parte de los inversores no estaban satisfechos con los altos costos laborales e impuestos, los sindicatos y los conflictos laborales.

«Uruguay tiene un sistema jurídico estable en el que se trata de la misma manera a las inversiones nacionales y extranjeras. La mayoría de las inversiones se permiten sin necesidad de autorización previa y los inversores pueden transferir libremente su capital y las ganancias que obtienen de sus inversiones al exterior. Los inversores internacionales pueden elegir entre arbitraje y el sistema judicial para resolver conflictos. Los juzgados locales reconocen y cumplen los laudos arbitrales extranjeros», establece el documento.

«Las empresas estadounidenses no han indicado que la corrupción sea un obstáculo para las inversiones. En 2018, Transparencia Internacional consideró que Uruguay era el país más transparente de América Latina y el Caribe. Uruguay es una democracia estable. El riesgo político es bajo y no ha habido casos recientes de expropiación», reconoce este informe.

No obstante por otro lado hace énfasis en que los sindicatos se manifiestan y los conflictos laborales pueden intensificarse rápidamente, lo que puede derivar en huelgas que afectan la productividad general.

«Muchos inversores estadounidenses y regionales han expresado su preocupación por el hecho de que los sindicatos puedan, legalmente y sin mayores repercusiones, ocupar los lugares de trabajo y de ese modo suspender las operaciones. Representantes del sector privado también han señalado que la estrecha relación de los sindicatos con el gobierno actual implica que los consejos de salarios tripartitos en ocasiones aumentan los salarios sin preocuparse demasiado por si las empresas tienen la capacidad de absorber los mayores costos», reporta.

El reporte señala que los sindicatos, si bien son independientes, «en la práctica tienen una relación cercana con el Frente Amplio y sus ministros». «Por años, los líderes comunistas han ocupado posiciones centrales en los sindicatos y dentro del Ministerio de Trabajo», informa.

Aún así, destaca que la ubicación estratégica de Uruguay y sus regímenes especiales de importaciones lo convierten en un centro de distribución bien ubicado para el ingreso de bienes estadounidenses a la región. «Con un pequeño mercado de consumidores de alto nivel de ingresos, Uruguay también puede ser un buen mercado de prueba para productos estadounidenses», apunta.

«Históricamente, Uruguay se enorgulleció de su alta tasa de alfabetización y la tradición de educación pública de calidad. Sin embargo, está experimentando una crisis en su sistema educativo. Las tasas de abandono en liceos son muy altas y los uruguayos han tenido pobres performances en las pruebas PISA. Estos desafíos limitan el número de trabajadores calificados disponibles», concluye.

Info24, se comunicó esta mañana con el Secretario de Relaciones Internacionales del PIT-CNT Fernando Gambera que desde la Cumbre de los Pueblos en Santa Fé, Argentina, dio su opinión de este informe.

Al respecto repudió la actitud de los Estados Unidos por su pretendida actitud de gendarme del mundo y calificó estas expresiones de la embajada norteamericana como de una intromisión indebida que busca influir en nuestro país en un año electoral.

Gambera se refirió también a la falsedad en la que se incurre cuando se plantea, por parte de los empresarios de nuestro país, que se realiza un uso desmedido de la medida de la ocupación de los lugares de trabajo. Al respecto recordó que la mayoría de las veces esto ocurre cuando los responsables de las empresas abandonan su emprendimiento.