Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS
FUCVAM pidió a la ministra de Vivienda que sea clara y explícita respecto a la cantidad de viviendas que hará el gobierno
29/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/20201029_GUSTAVOGONZALEZ.mp3

Días atrás la ministra de Vivienda, Irene Moreira, confirmó en un programa televisivo que la promesa de campaña de construir durante este quinquenio unas 50 mil viviendas será imposible. «Fue algo para mostrar lo que habría que hacer», dijo. Al respecto, el secretario general de FUCVAM (Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua), Gustavo González, expresó a INFO24 que de parte de la cartera no hay «certezas».

El secretario general de FUCVAM, Gustavo González, pidió a las autoridades del gobierno que sean explícitos en la forma en que quieren hacer las cosas. «Es preocupante entender que sí son claros cuando, por ejemplo, hace pocos días la ministra planteó que lo de las 50 mil viviendas lo había dicho porque lo había dicho, pero va a ser imposible llegar a eso», indicó.

En este sentido, González subrayó que no está habiendo ninguna certeza de parte del ministerio de Vivienda, tanto en conceptos como en los problemas económicos que tiene «y quiere disimularlos».

En tanto, la ministra de Vivienda, Irene Moreira, anunció que el gobierno promoverá la construcción de viviendas para abaratar los precios en el mercado y generar valor agregado, así como mano de obra en la producción forestal del país.

González dijo que no se opone a nuevas tecnologías para la construcción de vivienda, pero opinó que la ministra no ha sido clara.

La madera en Uruguay, explicó González, donde existe un aire marítimo, requiere de un proceso para que se no se vea afectada luego a la hora de construir.

Sin embargo, el dirigente de la federación de cooperativas indicó que el problema es que se está planteando un costo sin pérdida de la calidad de vivienda. «Eso es imposible. No perder calidad de vivienda bajando los costos al grado que dicen que quieren bajar, vuelvo a insistir, no hay ninguna propuesta… nuevas tecnologías, que digan cuál», expresó.

Además, para González hay un problema de la vivienda que es cultural. «El mate, el asado y el ladrillo. Esto es clave (…) y a las nuevas tecnologías en general el uruguayo le tiene un poco de antipatía», apuntó.