Fernando Pereira: no puede ser la norma que los trabajadores del citrus no cobren, o cobren cuando quiera Caputto
27/05/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/05/20190527-pereira.mp3

Entrevistado en InterCambio el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, se refirió a la concepción “humanista” que impulsa el proyecto del Hotel Parador Punta Gorda, destacó el histórico “compromiso institucional” del movimiento sindical con la democracia y la estabilidad nacional y fustigó a los dirigentes patronales y de derecha que atacan al Trabajo y los Derechos.

Pereira evocó las figuras de José “´Pepe´ D´elía” y Alberto “Methol Ferré”, emblemáticos luchadores desde el sindicalismo y la disciplina histórica que “creían en la autogestión de los trabajadores” y enseñaban también la importancia de “dimensiones de la vida” indispensables para todas las personas como “la recreación”, idea que cimienta la iniciativa del hotel.

A estos aspectos junto a la acción organizada para su concreción, “los entendieron antes los sindicatos que la izquierda política” y de hecho varios sindicatos tienen “colonias de vacaciones” desde “los ´90”, ejemplificó. Ello expresa “una concepción mucho más abarcativa” y “mucho más profunda” del “ser humano”, destacó, reseñando a continuación apenas una parte de la obra social que hace el movimiento sindical incorporando colectivos vulnerables a sus servicios deportivos, culturales y turísticos.

“El humanismo está por encima”, sintetizó al respecto, y subrayó que “nuestro objetivo es que este hotel no tenga rentabilidad” y que “ni un solo vintén” resultado de su gestión sea destinado a otra área de la central, sino solamente “que se sustente”. Resaltó asimismo “el compromiso” de quienes allí trabajan para sacar adelante el emprendimiento.

Después respondió a declaraciones emitidas este fin de semana en el marco del Congreso de la Federación Rural en el sentido de que “el paro no puede ser la norma en Uruguay”. A esto Pereira respondió que en nuestro país “no puede ser la norma que los trabajadores del citrus no cobren, o cobren cuando quiera Caputto” o bien “cuando le llegue el préstamo” del Estado. “No quiero pensar que esa es la posición de todos los ruralistas”, apuntó.

Lamentó respecto de los dirigentes empresariales que “si uno los escucha distraído, piensa que el Uruguay está en la crisis de 2002”. “No tienen idea de lo que dicen”, disparó. Recordó que “la mitad” de los puestos de trabajo perdidos desde 2015 “se perdieron en la construcción” y de éstos, “la mitad en Punta del Este”, por lo que “hay que mirar a (el presidente argentino Mauricio) Macri” para explicar esa caída del empleo.

“Para el Uruguay esto significó un golpe duro, no solo en el turismo”, evaluó acerca de las consecuencias negativas de la política económica del gobierno de Macri para la economía uruguaya. Además, “la construcción hoy está en los niveles del boom de los ´80”, muy lejos de crisis alguna.

Sobre el manejo informativo por las patronales y la derecha del tema de las ocupaciones de lugares de trabajo, Pereira denunció que “hay un relato de posverdad” y así “mucha gente termina pensando que es verdad”.

Detalló que durante 2018, “de 200.000 empresas” registradas en todo el país, “30 estuvieron ocupadas y la mitad fueron (entidades) públicas, la otra mitad privadas” y de éstas sólo “la mitad eran empresas que tenían patrones”, siendo éstas “7”. Del mismo modo, “en 2017” hubo “22” ocupaciones “y desagregamos y nos da 5, 6” firmas ocupadas con patrones.

Y al criticar el sistema de negociación colectiva y reclamar que haya negociación por empresa e individual, lo que quieren esos sectores “en realidad es volver a la negociación de los ´90”, década en la que “pasó del 90% al 20%” la cantidad de trabajadores representados colectivamente.

Añadió que “el momento de mayor crecimiento” de la economía y el empleo en el país fue “del 2008 al 2012” y recordó que en la base de ese auge estuvo la negociación colectiva. Por eso no debe perderse de vista “quién se queda con la riqueza nacional, de última ésta es la cuestión de fondo” implícita en los ataques a los Consejos de Salarios.

Lamentó que en el campo de la izquierda y el oficialismo “el relato” sobre los avances y logros “faltó y falta porque a los uruguayos nos cuesta mucho gritar los goles”, rasgo que determina una carencia de elementos informativos y políticos que a su vez regala espacio para la manipulación mediática y la propagación de mentiras desde las patronales y la derecha.

“En poco más de 10 años aumentaron los salarios un 61%” y al mismo tiempo “los ´diezmilpesistas´ aumentaron por arriba del 100%”, por lo que “hoy hay que hablar de los ´veintemilpesistas´”, resaltó. “Miremos lo que está sucediendo en América Latina”, contextualizó el entrevistado.

Luego habló de los inaceptables debes del propio Estado en materia de regularización de regímenes y contratos de trabajo. Después se refirió a las diferencias sociales de origen como determinantes para el desarrollo personal, familiar y social.

Criticó severas carencias informativas e inconsistencias argumentativas evidenciadas por precandidatos opositores como Verónica Alonso y Juan Sartori. “Hasta ahora es la campaña del bolazo en términos de empleo y de negociación colectiva”, así como en cuanto al funcionariado público.

Valoró que “el manual de la perfecta pavada” podría ser el título de una nota sobre el PIT-CNT como “el brazo sindical del partido político” de gobierno. “Al gobierno que más paros le ha hecho” el movimiento sindical es el del Frente Amplio, “60 paros generales entre parciales y totales”.

Más adelante en la entrevista el presidente de la central repasó en grandes trazos algunos de los hitos más recientes del PIT-CNT en su actuación con sentido de responsabilidad institucional y compromiso con la democracia y la estabilidad del país. Luego habló de la política de formación académica de cuadros sindicales en el marco del Instituto Cuesta Duarte.