Fernando Pereira: los derechos constitucionales los voy a defender, y si me los tocás los voy a defender a morir
17/02/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/02/20200217-PEREIRA.mp3

Entrevistado en InterCambio el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, habló entre otros temas de la persistente demonización del movimiento sindical que practica la derecha política y económica, analizó la Ley de Urgente Consideración y ratificó la lucha que darán los trabajadores organizados en defensa de los derechos constitucionales y avances sociales.

Pereira explicó la discusión en el Secretariado Ejecutivo de la central sindical en torno al acto de reconocimiento a Tabaré Vázquez, recordando la figura de José ´Pepe´ D´elía y su doble natural condición de militante social y político, largamente homenajeado desde la izquierda y la sociedad.

Luego se refirió al reclamo del diputado electo por el PERI, César Vega, de que Pereira y el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, publiciten sus ingresos mensuales. El presidente de la central invitó al activista ambientalista a que vaya cuando quiera a la sede sindical nacional para ver e informarse sobre ese dato y todo lo que desee, aun pese a que “lo que pide César Vega, además de ilegal, es absurdo”.

El dirigente de Magisterio analizó ese reclamo en el marco de la campaña permanente y sistemática de demonización y difamación de los sindicatos que realizan la derecha política y la económica, mencionando varios ejemplos. Subrayó que “el 80% de los sindicatos tiene personería jurídica”, señaló que los dirigentes “tenemos un salario como tiene cualquier trabajador” y denunció que “una parte de la derecha uruguaya ha colocado al movimiento sindical en la mira”, por razones políticas e ideológicas.

Luego se refirió a la Ley de Urgente Consideración, a la que caracterizó como “una Ley muy conservadora”, empezando “por la forma”, ya que “tiene poca calidad democrática” la pretensión de “discutirla en 90 días” considerando su extensión y heterogeneidad temática. En cuanto al contenido antidemocrático, antinacional y antipopular del articulado, lo ejemplificó citando el capítulo de Educación y el de las Empresas Públicas.

Recalcó que casi no hay ocupaciones de lugares de trabajo en nuestro país y que sin embargo, por reiteración mediática de la derecha, se ha instalado la idea de que las relaciones obrero-patronales son caóticas. Habló de los elevados niveles de afiliación sindical que hay en Uruguay, del orden del 22% de la población activa, y confirmó que “los derechos constitucionales los voy a defender, y si me los tocás los voy a defender a morir”.

También recordó que “nuestro Congreso” más reciente de la central sindical “aprobó que había dos bloques sociales y políticos” en el país y en ese sentido evocó “la nota de Búsqueda” hacia fin de año consignando el beneplácito empresarial con el triunfo electoral de la derecha. Por eso mismo, razonó, “es una cuestión de clase” pretender que los empresarios pueden participar en gobiernos derecha y los sindicalistas no pueden integrar gobiernos de izquierda.

Más adelante Pereira abordó el tema de la derrota electoral frenteamplista y reflexionó que “si perdió, es porque la síntesis con la gente no la hizo adecuadamente” y como consecuencia de esta carencia, el relato de la derecha “penetró” más en un sector de la sociedad que el de la izquierda.

Por lo tanto, “hay que comenzar un proceso (…) que diga ´acá están nuestros debe´” y analice “nuestra falta de comunicación con la gente”.