Fernando Pereira condenó acaparamiento social y especulación comercial: lo que se ha hecho con el alcohol gel ha sido desleal con la Nación
19/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/20200319-PEREIRA.mp3

Entrevistado en InterCambio el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, habló del impacto económico y social que ya está generando la crisis sanitaria en curso derivada del Coronavirus, especialmente contra los sectores más pobres y vulnerables de la sociedad, hacia cuya protección debe dirigirse sin ambages la acción del gobierno, reclamó el sindicalista.

Pereira puntualizó que los integrantes y dirigentes del movimiento sindical “tenemos la responsabilidad” primaria de “defender a los trabajadores organizados”, que en general están formalizados, pero en este momento deben jerarquizar la lucha por “tener  ciertos niveles de cobertura de seguro de paro” y “de enfermedad” para los asalariados más desprotegidos “y otros compatriotas que no tienen ninguna protección de este tipo”.

Lo mismo debe hacerse hacia los titulares de “las empresas unipersonales”, muchísimos de ellos muy vulnerables, y en general actuar al efecto de “conseguir protección para estas 400.000 personas” más desprotegidas.

En esa dirección, la gran responsabilidad le corresponde al gobierno, y las “decisiones estatales” deben priorizar ya “la prestación para cada uno de estos 500.000 hogares”. Entre otras vías, “asegurándoles” alguna forma de “renta básica” regular, “por ejemplo 20.000pesos” mensuales. “Ni que hablar de la situación de pobreza” dura con carencia salarial y formal. “Nadie le puede decir a otro ́quedate en tu casa ́, porque de eso vivía”.

En ese sentido, Pereira exigió a los empleadores domésticos actuar “con responsabilidad” social mínima. “Pagale el salario” a la trabajadora que depende de él para alimentarse y mantenerse con su familia, y que no puede ir a trabajar por la emergencia sanitaria.

Mencionó “la cantidad de llamadas de domésticas que estamos teniendo” en la central por “patrones que les dicen ́andate para tu casa ́”. “¿Quién les paga?”, interrogó al aire.

Asimismo, dejó planteado un indispensable y perentorio debate sobre la justicia o no de “tener un mercado desregulado” en nuestro país, cuyas consecuencias ya se ven con la incipiente crisis sanitaria, que trae consigo, “emparentada y hermanada, una crisis económica fuerte” y ésta también se descarga sobre los sectores más desprotegidos de la sociedad, recordó.

Se trata ahora, cuando lo peor de la emergencia aún no llegó, de “generar condiciones para que cuando se tomen medidas sanitarias más profundas, la sociedad esté en condiciones de asumirlas”. Hacerlo, cuantificó, supondrá en principio un costo financiero de unos “500 millones de dólares”.

Además, el movimiento sindical reclama “aplazar los vencimientos, no aumentar las tarifas previstas en Abril” y por lo menos “que no les cobren” los servicios básicos “a los sectores” de ingresos más bajos, diseñando “políticas diferenciadas (…) que beneficien a los sectores más débiles”.

El entrevistado condenó el acaparamiento social de artículos de primera necesidad y la especulación comercial con estos, como sucede con “el alcohol gel”. “Lo que se ha hecho con eso ha sido desleal con la Nación”, disparó, puntualizando que “el mercado estas cosas no las resuelve, el mercado es voraz” y sin el Estado, genera “especulación pura y dura”.

Después anotó que los empleados de rubros como “farmacias” deben ser especialmente cubiertos por recaudos adicionales, “a esos trabajadores hay que darles una protección especial”, enfatizó. “La gente a la que hay que priorizar en estas circunstancias es la que tiene mayor vulnerabilidad”.