Estudio de Fundación Forge revela mayor impacto negativo de pandemia sobre empleo juvenil respecto de adulto en cinco países latinoamericanos
16/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/20200616-panizza.mp3

Foto: RICARDO ANTUNEZ / adhocFOTOS.

Entrevistado en InterCambio el director Regional de Políticas Públicas de la Fundación Forge, Fernando Panizza, compartió los resultados de un estudio reciente de esta entidad sobre los efectos de la paralización económica derivada de la pandemia en el empleo y el empleo juvenil.

Panizza contextualizó al respecto que “la población joven es como el primer fusible” en saltar “ante cualquier eventualidad” o imprevisto “y también lo fue con la pandemia”, como lo refleja este “estudio que pudimos hacerlo en 5 países” latinoamericanos y que mostró que “el impacto” de la paralización en términos generales “estuvo dado en todos por igual”.

Acerca de aspectos metodológicos, explicó que al efecto de establecer el público objetivo de la muestra, “utilizamos la categoría” de quienes tienen “de 18 a 25 años” de edad para definir cuál es la población juvenil.

Entre los resultados, el trabajo de campo recogió que “5 de cada 10 jóvenes trabajaba en empleos antes de la pandemia”, que “3 de cada 10” empleados en general “fueron despedidos en forma casi inmediata” al inicio de esta y que “fueron 4 de cada 10 los jóvenes despedidos” (27 y 40% exactamente).

“En el caso de los jóvenes, muchos son despidos porque los jóvenes se estaban incorporando” recién al empleo, el despido “era lo más fácil, lo más barato” para las empresas, con lo que esos jóvenes “se quedaban casi sin prestaciones, en una situación muy complicada”; tanto fue así, que “4 de cada 10” jóvenes “planteaba que el ingreso que habían perdido era el principal ingreso de su familia”, esto especialmente en “Perú” y “México”.

Al mismo tiempo, el grado o nivel de formación marcó diferencias y esto “pasó en todas las franjas etarias” aunque “en los jóvenes un poco más”; “está claro que la formación ha sido un atenuante en muchas situaciones”. En otra dimensión del asunto, los jóvenes “claramente (…) tuvieron mayor reducción” salarial, incluso percibiendo a priori “los salarios más bajos”.

En torno a perspectivas, los jóvenes tienen peores expectativas de acceso a empleo y mejores en cuanto a condiciones de salud y salubridad laboral. El registro mayor de optimismo y disposición al teletrabajo es de los adultos, “la hipótesis que tenemos ahí está relacionada con los puestos de trabajo”.

Forge evalúa que “los puestos de trabajo van a ir aumentando en forma muy lenta, paulatina, y va a llevar mucho tiempo” recuperar los niveles de empleo previos “a la pandemia”, resumió Panizza sobre este aspecto.