EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

«Estamos descubriendo lo peor del sufrimiento humano; muertes evitables, injustas y en soledad», dijo el presidente del SMU
18/04/2021
Descargar Audio

«Nadie en el mundo se atrevió a tanto. 16 muertes por millón de habitantes/día», señaló Gustavo Grecco. Añadió que «es imperioso disminuir la trasmisión comunitaria del virus para que disminuyan los contagios».

El presidente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), Gustavo Grecco, publicó una editorial en el Diario Médico, en su edición del 15 de abril.

En el texto Grecco recuerda que hace un año Uruguay era uno de los países ejemplo en el mundo respecto a la pandemia de COVID – 19. «Pocos contagios, baja positividad, algunos internados en CTI, un sistema de salud sólido con acceso universal y cobertura a cada habitante del país, conscientes de la a importancia de apostar al conocimiento científico nacional, una sociedad responsable que guardó confinamiento ante el exhorto de las autoridades y del cuerpo médico, curvas aplanadas y situación bajo control».

El presidente SMU resaltó que la situación del país experimentó una profunda metamorfosis. . «Incrédulos, revisamos a diario con ansiedad los gráficos de Our World in Data, del Guiad, del SINAE o esperamos el reporte de la SUMI, cada día peor que el anterior. El índice de Harvard voló a 1.100 casos por millón de habitantes. Nadie en el mundo se atrevió a tanto. 16 muertes por millón de habitantes/día», señaló. 

Grecco enfatizó que en este escenario estamos descubriendo lo peor del sufrimiento humano. «Muertes evitables, injustas, que nos llenan de impotencia, en soledad, aisladas de su entorno afectivo. La persona como centro, hacia donde converge todo en la medicina humanizada que deseamos, fue desplazada por el virus», apuntó. 

En otro tramo del texto señaló: «Nunca habíamos visto este aluvión de pacientes, todos con la misma patología. Como una tienda de campaña en la retaguardia de un campo de batalla, nuestras terapias intensivas y salas de internación de cuidados moderados modificaron su paisaje a un escenario monocorde, con pacientes que sienten lo mismo: disnea y miedo». 

El presidente del SMU señaló que todo el equipo de salud habla de cansancio, de agotamiento físico, mental y emocional. «Nos relatan que la saturación, y en algunos lugares el colapso, son las palabras que definen como se está desarrollando la práctica médica hoy».

Y añadió más adelante: «Que la capacidad de testeo y seguimiento está desbordada. También que las ambulancias tienen cada vez más dificultades para derivar pacientes o ingresarlos, con largas esperas que pueden ser de varias horas», sostuvo. 

«Esta locomotora lanzada a velocidad no se va a detener porque lo deseemos con todas nuestras fuerzas sin acciones concretas que frenen su inercia antes que arrolle todo a su paso. La vacunación, que avanza a buen ritmo, colocándonos entre los mejores países del mundo en porcentaje de cobertura y velocidad, no es una solución en el corto plazo», dijo el presidente del SMU. Y puntualizó seguidmaente: «Es imperioso disminuir la trasmisión comunitaria del virus para que disminuyan los contagios y por tanto se logre así abatir la cantidad de personas que requieren asistencia en el sistema de salud, que está ante un colapso inminente. Y ojalá esto nunca, nunca ocurra». 

«Hoy estas decisiones son políticas, y específicamente el gobierno. Economía y salud no son contrapuestas ni independientes, son ambas partes de un complejo entramado sobre el cual se sustenta el bienestar de la sociedad. En ese sentido, la ciencia ha hablado muy claramente, emitiendo una serie de recomendaciones por todos conocidas. Entendemos médicos, trabajadores de la salud, trabajadores en general, la comunidad científica, la UdelaR, y amplios sectores de la sociedad, que es imperioso tomar las medidas que sean necesarias para evitar más muertes», sentenció Grecco.