Foto: White House
Espero la autocrítica del gobierno uruguayo, que quedó absolutamente pegado al de Trump; calcularon mal y deberían hacerse cargo
09/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/20201106_Padron.mp3

En su columna en InterCambio de M24 el analista político Álvaro Padrón habló de los cambios de gobierno en marcha en Bolivia, donde Luis Arce asumió la Presidencia, y en EEUU, donde Joe Biden fue electo presidente.

Padrón valoró que la asunción en Bolivia del presidente electo por el MAS es “una gran noticia para la democracia, porque se restablece” tras un año de gobierno de facto producto del Golpe de Estado de noviembre de 2019.

Después evaluó como un aspecto para el análisis político sobre los procesos de cambio, que “no era verdad que para mantener el proyecto había que ir hacia una cuarta reelección de Evo Morales”, así como “no era necesario incumplir la voluntad popular del referéndum” hacia esa reelección. “No se puede recurrir siempre a las mismas figuras”, aseveró sobre los liderazgos.

Añadió como reflexión que “se puede ganar a pesar de todo”, o sea la suma de factores opuestos internos y externos y aun pese a “la pandemia, que fue muy funcional a todo eso” porque permitió al gobierno de facto “postergar mes a mes la elección”, más “el apoyo de la OEA a todo ese proceso”. 

Hacia adelante, el columnista convocó a tener “cuidado” porque “el deterioro en Bolivia es enorme” debido a que “durante este año se hizo mucho daño y Bolivia está muy sola” en apoyos externos, como se vio en la asunción de Arce con la excepción del presidente Alberto Fernández, aunque “Argentina también está muy sola” y seguramente “esta soledad sea uno de los elementos que afecte más” a los gobiernos progresistas en pie.

Y además, este elemento será crucial porque “no” se avizora un “cambio importante” de EEUU con Joe Biden en “la política para América Latina”.

Padrón lamentó que con su ausencia el pasado fin de semana en Bolivia, el presidente Luis “Lacalle se perdió una oportunidad de equilibrar su política internacional, que está muy sesgada”. Y esa ausencia es además negativa porque implica “la no presencia del presidente pro témpore del Mercosur”. A Lacalle “hay que exigirle un comportamiento a otra altura”, reclamó. 

Después abordó la elección en EEUU y expresó “un gran alivio” por el resultado presidencial, aunque este no genera “ni alegría ni esperanza” porque: “¿qué cambia en EEUU?”. “Cuidado con tener lecturas simplistas”.

“¿Qué representa Biden?”, interrogó en forma retórica, para responder al respecto que el mandatario electo responde “a los sectores que estafaron a las sociedades, sobre todo del Norte, en Europa y EEUU (…) y ha estado siempre cerca de las empresas”. Por lo tanto, recalcó el analista su advertencia, “cuidado con tener una mirada simplista y automática”.

En la misma línea de escepticismo y desconfianza, se preguntó “si nos va a traer (dicho resultado) un cambio en la inserción internacional de EEUU”.

Padrón retomó el tema de la política exterior del gobierno de Lacalle y dijo: “espero la autocrítica del gobierno uruguayo, que quedó absolutamente pegado con el gobierno de Trump”, al punto de ayudar a dejar su herencia en la presidencia del BID. “Calcularon mal y deberían hacerse cargo”.