EN VIVO

1 seg
|
1 seg

InterCambio

“Es un presupuesto de guerra” para evitar perder el grado inversor, sostuvo el director de la Oficina Nacional del Servicio Civil, Conrado Ramos
04/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/20200904-RAMOS.mp3
Descargar Audio

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS.

Entrevistado por InterCambio, el director de la Oficina Nacional del Servicio Civil (ONSC), Conrado Ramos, explicó que son sólo 14 los cargos en la administración pública que tendrían incremento salarial previsto en el presupuesto. Subrayó que lo importante, para el resto del presupuesto, es no aumentar el gasto porque de seguir en esa línea «vamos a perder el grado inversor seguramente».

El artículo 688 del proyecto de ley del presupuesto nacional señala que «la retribución del Presidente de los Directorios de los organismos comprendidos en el artículo 221 de la Constitución de la República, será equivalente al 85% (ochenta y cinco por ciento) de la retribución del Ministro del Estado conforme a lo dispuesto por el artículo 16 de la Ley N° 18.996 de 7 de noviembre de 2012».

Respecto a ello, el director de la Oficina Nacional del Servicio Civil (ONSC), Conrado Ramos, explicó que esa medida abarca únicamente a 14 personas.

El jerarca recordó que, en 2009, cuando fue sub director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) durante el primer gobierno del Frente Amplio, sostuvo que los salarios de las direcciones del Poder Ejecutivo estaban muy atrasados respecto al legislativo. «Yo creo que (los cargos) tienen que ser profesionales, bien pagos, no ir hacer dinero al Estado. Que se pague de acuerdo a la responsabilidad. A veces estás firmando licitaciones por millones de dólares», indicó.

Además, recordó que en 2010 hubo una reestructura salarial a nivel de la dirección del Ejecutivo que se engancha con los salarios del legislativo. Lo mismo ocurrió en el Poder Judicial. «Puedo coincidir que simbólicamente es discutible (la medida presupuestal), es complejo, pero desde el punto de vista del gasto es justificable y muy necesario», acotó.

Ramos dijo que él no comparte le idea que haya que suplir a técnicos por políticos y que como docente ha investigado sobre el tema con anterioridad, concluyendo que el mejor perfil para ocupar un alto cargo de responsabilidad es que éste cuente con trayectoria reconocida y capacidad política, al mismo tiempo que solvencia técnica.

«Es un presupuesto de guerra. El objetivo es reducir el déficit porque no es sostenible. Uruguay no puede seguir creciendo con este crecimiento del gasto incremental y que vamos a perder el grado inversor seguramente si seguimos en esa línea. Hay quienes no le importa», subrayó.

Respecto al nuevo régimen de licencia por enfermedad para los funcionarios públicos previsto en la ley de presupuesto, Ramos subrayó que es una medida «muy sana» porque «tenemos un problema enorme de ausentismo laboral».

«O uno se pone a perseguir en cómo se hace las certificaciones, que es muy complejo, o cambia el sistema de incentivos», añadió.

Sin embargo, remarcó que estos temas se van a conversar con los sindicatos públicos y con las bancadas parlamentarias.

El artículo 28 del presupuesto presentado al Parlamento indica que «todos los funcionarios presupuestados o contratados con excepción de los Magistrados del Poder Judicial, diplomáticos y funcionarios de Entes Autónomos y Gobiernos Departamentales, no tendrán derecho a percibir retribución alguna por un período de hasta tres días de licencia por enfermedad.

A partir del cuarto día de inasistencia hasta su reintegro a la actividad, su remuneración será el equivalente al 70% (setenta por ciento) de su salario por todo concepto, excluidos los beneficios sociales y antigüedad. El salario, a los efectos de esta norma, es el que corresponde a su cargo, con exclusión de las partidas por locomoción, viáticos y horas extras. En los casos que el funcionario haya sido hospitalizado percibirá el 70 % (setenta por ciento) de sus retribuciones, a partir de la internación».