EN VIVO

InterCambio

“Es fundamental sacar al sistema sanitario del mercado, la salud es un derecho”
19/09/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/09/20190919-SALUD.mp3
Descargar Audio

Entrevistados en InterCambio los médicos especialistas Adriana Peveroni y Daniel Parada y el licenciado en Ciencias de la Educación y Magister en Sociología Pablo Anzalone, hablaron de los avances en el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) y los obstáculos para su profundización asociados a la mercantilización y desnudaron los intereses que trasuntan las propuestas de los partidos tradicionales en esta área.

Destacaron que “el país ha tenido avances significativos en estos últimos 15 años” mediante la instrumentación de una política que “genera un ambiente que favorece el desarrollo de la salud integral” de las personas.

Recordaron que “antes de la creación del SNIS” existía un “sistema inestable y no sostenible” que dejaba a “trabajadores en la calle” y olvidaba a “gente que no tenía asistencia”. Era un “sistema basado en políticas mercantiles” y en cambio el SNIS hace que “la salud sea integral” porque esto es “lo que se propone el Frente Amplio” como concepción.

Reseñaron algunos de los cambios implicados en la creación del SNIS, desde los conceptuales como la universalidad de la atención hasta los institucionales referidos a la rectoría del sistema.

“Un elemento clave es la creación de un Seguro” Nacional de Salud que comprende a “la antigua Disse” así como al “prepago mutual”, en virtud de lo cual el sistema ya tenía hasta hace poco tiempo “a más del 70% de la población incluida” en la cobertura y ahora alcanzó al 82% de la sociedad.

Asimismo “los programas de salud integrales” son un logro fundamental porque “ayudaron a ordenar la atención” para poder “atender” problemas sanitarios y sociales severos de sectores especialmente vulnerables y expuestos, vinculados a niñez, maternidad, dolencias y prácticas.

También es relevante “la conducción” del sistema “a través de la Junasa”, y si bien “hay mucho para avanzar” en cuanto a la “complementación de servicios”, se ha creado una amplia y potente “estructura en el territorio”.

“Uno de los puntos” que genera “más dificultades” a la profundización del SNIS “es el modelo de atención”, que en función del Programa del FA transita “desde el médico-céntrico” y “asistencialista” anterior a 2005 hacia otro modelo que concibe a “la persona como un todo” y por ende asume que “el cuidado de la salud es parte de ese todo”.

Pero como parte de la citada vigencia de la mercantilización, persisten problemas de articulación y complementación con los actores “privados”. Y también es un problema aún por superar la acumulación de cargos y empleos por parte de los profesionales del sector.

Señalaron además que en “el interior” del país se presentan “problemas de diferente índole” al ser Uruguay un “país macrocéfalo para todo”, incluyendo la “concentración de recursos humanos” al sur del río Negro. Sin embargo, también en este sentido se avanza y “ahora se hace cada vez más común” que los médicos jóvenes hagan las residencias en el interior.

Remarcaron que antes del SNIS creado por el FA “teníamos una salud de pobres para pobres” y la misma lógica regía la cobertura de salud de todas las clases sociales. Esto ha cambiado a partir de la distribución de recursos entre el subsector público y el privado operada por el SNIS.

Recalcaron que “uno de los obstáculos” al desarrollo del SNIS “es el afán de lucro de determinados sectores” privados del rubro, “que se han enriquecido con la salud” y para poder seguir haciéndolo colocan “palos en la rueda” del sistema.

Entre las rémoras vigentes del “modelo de atención” anterior y “más atrasado” que el SNIS, “el mercado está influyendo más” mediante su capacidad de presión hacia “la mercantilización” de la atención y el cuidado de la salud. Tal el caso de las denuncias sobre horas de tomografistas y radiólogos, lanzadas al ruedo después de que “solo en el Maciel” se le sacó al subsector privado “500 millones de pesos”.

Advirtieron contra las propuestas de la oposición en salud, que “hablan de canasta básica de prestaciones” y no de “derecho a la atención integral de toda la población”. Esas propuestas de los partidos tradicionales siguen la “lógica” de los “proyectos atrasados de América Latina en los ´90”.

Se trata de ejemplos de “una típica política de mercado”. Subrayaron que Uruguay es uno de los pocos países latinoamericanos con menos del 20% del gasto de bolsillo en salud y el resto cubierto por el sistema, como recomienda la OPS y que ha sido factor de la minimización de la mortalidad infantil y muchos otros logros en la atención de la gente.

“Hay como una falsa máscara ideológica entre lo que se dice y lo que está escrito” en los programas de los partidos tradicionales sobre salud, resumieron al respecto los entrevistados.

Más adelante ejemplificaron algunos de los avances en sistematización informativa y en incidencia positiva de esto sobre los logros y mejoras en la salud concreta de las personas. “Es fundamental sacar al sistema sanitario del mercado, la salud es un derecho”, recordaron.