EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Reparador de Sueños

En Montevideo hay 217 ollas populares y al mes se entregan 48.605 platos de comida
28/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200828-OLLAS.mp3
Descargar Audio

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS.

Así lo explicó a InterCambio la integrante de la Coordinadora de Ollas Populares, Paola Beltrán. Además, informó que a estas iniciativas se han sumado los merenderos que atienden a los niños y sirven 8.645 meriendas mensuales.

Si bien la cantidad de ollas populares disminuyó, hay más personas que asisten, comentó a InterCambio la integrante de la Coordinadora de Ollas Populares, Paola Beltrán, que aprovechó la entrevista para dejar un número de teléfono a quienes quieran donar o colaborar en estas iniciativas barriales: 092555425.

Beltrán explicó que las ollas se concentran donde hay mayor desigualdad, que es en los barrios de las periferias. «Estamos tratando de que ninguna olla o merendero cierre, porque es difícil sostener estas iniciativas. Hay ollas que arrancaron a fines de marzo, principios de abril y ya estamos en setiembre», subrayó.

Asimismo, relató que hay muchos vecinos que ha sacado adelante ollas populares de forma espontánea, aunque luego se transformó en algo más organizado. «Al principio las donaciones fueron muy importantes, pero luego fueron menguando. Ahora estamos encontrando la mejor manera organizativa para distribuir los recursos que llegan con las donaciones», indicó.

«La ciudadanía lo que hizo fue hacerse cargo de algo que le excede, que tiene que ver con una situación de pandemia, con una cantidad de necesidades y recursos que en principio no estarían cubriendo la necesidad o la seguridad de la gente, a la hora de apoyar con un plato de comida», acotó.

En tanto, manifestó que la responsabilidad que atraviesan los vecinos de sostener una olla «es enorme, donde se genera una situación de ida y vuelta donde quien hace la olla y tiene cien personas que van a comer, sabe que si cierra; ¿qué pasa con ellos? Esa angustia y esa responsabilidad no debe caer sólo en los hombros de los vecinos, sino que es una situación que nos atraviesa como sociedad, entonces a través del Estado deberíamos encontrar los mecanismos como para sostener a estar personas mientras está ocurriendo esta situación de emergencia».

En otro orden, la integrante de la Coordinadora de Ollas Populares contó que quienes asisten son trabajadores que estaban en la informalidad o quienes tenían un bajo salario y fueron despedidos.