Foto: Ricardo Antúnez / adhocFOTOS
En el BROU hay problemas de gestión y responsabilizamos a la jerarquía por el mal funcionamiento del servicio en línea, advirtió AEBU
22/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/20201022_Lavecchia.mp3

Entrevistada en InterCambio la presidenta del Sector Financiero Oficial de AEBU, Lorena Lavecchia, responsabilizó a las altas jerarquías del Banco República (BROU) por el mal funcionamiento del servicio online eBROU y transmitió a los usuarios y clientes la solidaridad de los trabajadores.

Sobre esas dificultades del servicio en línea Lavecchia explicó que “hay un proceso de migración” de datos, es decir que “están reacomodando la aplicación, el sistema” informático “y esto está dando un montón de fallas” por las que “nos solidarizamos con los uruguayos que se ven afectados y por esto mandamos un comunicado ayer.

Parece increíble que el BROU, ante cada cambio de proceso informático, resulte en este tipo de situación”. “Que es responsabilidad de los trabajadores, de ninguna manera”, descartó.

Por el lado institucional, prosiguió, “el Banco dice que es una cuestión del tamaño del Banco, la cantidad de clientes que tiene” pero “es impensable que, en un país con 3 millones de habitantes, esta sea una situación que suceda” cuando existen “bancos más grandes en distintos países. Para nosotros hay siempre una falta de previsión” en el BROU vinculada a la implementación de “los productos”, a “las contrataciones” de servicios

informáticos y a “los llamados a licitación”. Se trata de “un error en el tiempo que se prevé” para instrumentar las modificaciones, puntualizó.

“El BROU es una institución que tiene miles y miles de clientes”, por lo que otra vez “deja tirada a un montón de gente”, entonces “para nosotros es un problema de gestión” relacionado a que “el sector informático está privatizado en más de un 50%”. Allí “hay empresas” y también “personas contratadas” como “unipersonales”, opción de gestión que genera “pérdida de soberanía en las instituciones” financieras del Estado, “que no tienen personal genuino para este tipo de tareas” y por eso hacen “contrataciones a terceros. Para nosotros hay un problema en la gestión y responsabilizamos absolutamente a la jerarquía” porque “es impensable que cada vez que hay un cambio en los procesos informáticos pasen estas cosas”, remarcó.

“Lo positivo es que esta vez por lo menos avisaron”, a diferencia de otras ocasiones, pero “evidentemente la previsión no fue buena y siempre se terminan haciendo estos cambios cuando no están prontos para hacerse”. Para introducir este cambio informático “la única justificación que han dado hasta el momento es el tamaño del BROU”, cuando esto “no es algo nuevo, es algo que se debe prever” porque “uno ya sabe qué tamaño tiene”.

Advirtió contra “la fuga” de conocimiento que padecen las instituciones financieras del Estado y el desconocimiento que tienen los trabajadores respecto del funcionamiento de los sistemas informáticos, lo que obedece justamente a la privatización de estas áreas. Y alertó que las consecuencias de problemas como el de estos días favorecen “a los bancos privados”.

Lavecchia dio después otro ejemplo de gestión que perjudica al BROU en beneficio del sector financiero y parafinanciero privado. “Estamos con un nuevo producto, una nueva tarjeta Mastercard y la estamos entregando en los Abitab y los Redpagos; los funcionarios tenemos que ir a sacar nuestra tarjeta y el Banco les paga comisión” a esas empresas. Esto sucede porque “no tenemos personal para hacerlo en el Banco, para nuestros propios productos”. “Es una pérdida permanente de clientes y oportunidades” de negocios mientras que se reproduce la “precarización de los trabajadores”.

Acerca de este tema, la sindicalista informó que “estábamos en 2 millones de dólares por mes que les pagábamos a las redes de cobranza. Ahora eso ya subió” al tiempo que se suman otras “connivencias”, como que “la OPP haya contratado a Gustavo Michelin, que fue director del BROU y es uno de los directores de Redpagos”. “Ese tipo de situaciones que se generan a nivel empresarial, que cortan transversalmente a los distintos partidos políticos, la ciudadanía tiene que conocerlos y es muy preocupante”, anotó.

En cuanto al vínculo con las autoridades estatales, contó que “en el BROU habíamos conseguido” con “movilización” que se hiciera “una excepción” al Presupuesto hasta “setiembre” para que el Banco planteara “un mínimo de personal para el funcionamiento”.

Pero “la OPP no aprueba esa cantidad mínima, que sigue siendo insuficiente” mientras “se están eliminando miles de puestos de trabajo”. Ayer supieron que “OPP aceptó (…) llenar más de un tercio en los sectores informáticos y los canales alternativos”, aunque “se niegan rotundamente al ingreso de personal en agencias y sucursales”.

La dirigente bancaria advirtió también en torno a una acefalía relativa en el Directorio del BROU y denunció que “estamos en un conflicto hace tres meses y no hemos conseguido una instancia tripartita en el Ministerio de Trabajo con los directores porque no van, mandan a los gerentes generales” y el contexto institucional es de “una inoperancia importante en el Banco”.