En debate de la LUC, Pasquet aseguró que el sector privado de la educación puede aportar elementos para mejorar la enseñanza pública
04/07/2020

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS.

Diputados votó el capítulo de educación de la Ley de Urgente Consideración (LUC). La coalición oficialista prestó sus votos a favor del proyecto, que implica la modificación de la mitad de los contenidos de la ley de educación del 2008. Para el diputado colorado, Ope Pasquet, con estas modificaciones el sector público de la enseñanza podrá «aprender» algunos aspectos de la educación privada que han funcionado bien.

Uno de los debates centrales del capítulo de educación de la Ley de Urgente Consideración (LUC), se centró en la incorporación de representantes del sector privado de la enseñanza en el consejo de educación que prevé el proyecto de ley.

Para el legislador multicolor la idea es escuchar al sector privado para que aporte elementos de interés, con el propósito de mejorar la educación pública «donde va la enorme mayoría de los estudiantes en el Uruguay».

En este sentido, el diputado colorado Ope Pasquet dijo que «en el Consejo de Educación que tiene catorce integrantes de representantes de cada uno de los organismos; habrá dos representantes, uno de las universidades privadas y otro de los institutos de enseñanza primaria y media privada. Dos en catorce. Dicen que eso es privatización y eso no es así».

Asimismo, Pasquet ve con buenos ojos que la educación privada tenga un ámbito donde hay amplia mayoría de representantes de organismos públicos «y que de repente, si nos bajamos de la soberbia, podemos aprender algo en algunos temas de la educación privada que funcionó muy bien, como por ejemplo los liceos como Jubilar, como Impulso, en la cuenca del Casavalle».

Pasquet recordó que este tramo del proyecto de ley, recientemente votado, saldrá con más votos de los que tuvo la ley de educación hoy vigente. «Pese a todo lo que se dice que fue discutido, no tuvo votos ni de blancos ni de colorados, ni siquiera de todo el Frente Amplio», indicó.

En tanto, la oposición expresó su rechazo y esgrimió que en 90 días de discusión se cambió una orientación que, años atrás, había sido producto de un debate nacional de tres años y con amplia participación social.

«Ahora se pretende modificar en 90 días el 50% de la actual ley de educación», acotó Sabini.

Recordó que la discusión de la vigente ley llevó tres años de debate, además de la discusión parlamentaria, donde se realizaron asambleas por todo el país. «Hubo un debate nacional, hubo un congreso de Educación, donde se discutió profundamente. La calidad del debate, en el medio de una pandemia, claramente las condiciones para discutir y buscar acuerdos no se han dado», señaló.

Además, bajo los gobiernos del Frente Amplio se convocó a las mesas interpartidarias para discutir el tema.

Si bien concuerda con Pasquet que la educación tiene que tomar experiencia de diversos lugares, también es cierto que hay buenos ejemplos en la educación pública. «Tenemos liceos, como el liceo 5 de Las Piedras, que tiene un 90% de egreso. Ahora, si el ejemplo que se va a poner son de centros educativos privados que tienen el doble o el triple de presupuesto estamos siendo un poco injustos», concluyó.