EN VIVO

GPS Internacional

En cumbre mundial sobre el trabajo en la pandemia, Mieres destacó el diálogo social tripartito mientras 250 mil trabajadores fueron al seguro de paro
04/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/20200704-mieres1.mp3
Descargar Audio

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social participó en la Cumbre Mundial de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “COVID-19 y el mundo del trabajo. Construir un futuro del trabajo mejor”, este jueves 3, en una conferencia regional, en la que fue consultado por el impacto social de la pandemia en Uruguay.

Mieres informó que desde el comienzo se ha mantenido el diálogo social tripartito en el que se estableció una negociación salarial excepcional por un año.

Luego de declararse la emergencia sanitaria, el pasado 13 de marzo, unos 250.000 trabajadores fueron enviados al seguro de paro y hay hoy casi 100.000 empresas unipersonales sin derecho a este beneficio. Se estima que se perdieron en cuestión de 4 meses unos 100.000 puestos de trabajo.

El jerarca explicó que para paliar esta situación entre marzo y mayo se destinaron 141 millones de dólares para financiar el seguro de paro, unos 95 millones de dólares por encima de lo previsto en situación de normalidad.

Asimismo, recordó que se modificaron las reglas del seguro de desempleo, para lo cual permitió incorporar más trabajadores; se aprobaron protocolos para adecuar formas de trabajo en el marco de la pandemia, y se promovió, en esta situación partciular, el teletrabajo y acuerdos para adelantar licencias.

En tanto, se redujo la actividad en las ofcinas públicas y se suspendió la atención en forma presencial.

En el caso de los trabajadores de la salud ahora reciben cobertura completa por seguro de enfermedad profesional, que se extiende al retiro de aquellos trabajadores con enfermedades preexistentes o mayores de 65 años, así como para las personas en cuarentena.

A las empresas unipersonales, dijo, se les exoneró el 40 % de sus aportes personales y patronales durante dos meses, al tiempo que se aprobó el financiamiento del resto en seis cuotas sin intereses, subsidios para los monotributistas y préstamos sin intereses para las empresas unipersonales más vulnerables.

A 200.000 hogares se les duplicó los montos de los subsidios sociales (asignaciones familiares y tarjeta Uruguay Social) y se otorgaron subsidios para los trabajadores de la cultura sin ningún tipo de ingresos, por dos meses, y ayuda alimentaria para todos aquellos trabajadores que no estén amparados en ninguna de las categorías mencionadas anteriormente.

Finalmente, abordó la futura etapa de reactivación, que pasa por mantener a los trabajadores que hoy están en seguro de paro y que puedan ser reincorporados para evitar despidos. Para ello se impulsan créditos a las empresas.