EN VIVO

La Rambla

Elbia Pereira señaló que las declaraciones de Conrado Ramos “no son hechos aislados; se viene Presupuesto y es claro que se está buscando recursos de todos lados”
28/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/200626-ELBIA.mp3
Descargar Audio

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS.

Entrevistada en InterCambio la presidenta de la Federación de Magisterio, Elbia Pereira, habló de las declaraciones y posterior retractación del director de Servicio Civil, Conrado Ramos, quien primero aseveró que 2.000 maestros viven de hecho sin ejercer por estar en licencia médica.

Pereira analizó el significado de sostener erróneamente que “el 10%” de los maestros no trabaja y de hacerlo en el contexto de pandemia, con “el 95%” de los alumnos manteniendo contacto diario con los docentes de Primaria, y cuando el guarismo correcto es “1,3%” de maestros con licencia médica.

Para el Sindicato de los Maestros es evidente que semejante manejo informativo erróneo guarda relación directa con que “estamos en la puerta de la discusión presupuestal, cuando el gobierno hablaba y habla de una redistribución de funcionarios públicos” y de su “reestructuración”.

Esa inminencia presupuestal incluye además que “estamos en la víspera de que se inauguren 51 jardines de infantes” construidos en régimen “de PPP”, en virtud de las políticas del gobierno anterior, y “las creaciones de cargos” docentes y no docentes para que funcionen todos esos centros educativos “necesitan dinero, necesitan Presupuesto”. Por lo tanto, “las cosas no son hechos aislados” ya que “se viene Presupuesto y es claro que se está buscando recursos de todos lados”. “No son hechos aislados”, recalcó.

Respecto de los trabajadores de Educación Primaria efectivamente enfermos o que padecen diversas dolencias, la dirigente de Magisterio recordó que “el trabajador no es responsable de una enfermedad, no es voluntario” el padecimiento sino que esto “es una cuestión humana”.

Después habló de las enfermedades profesionales que padecen los docentes, situaciones que certifica la Anep pero que muchas veces el BPS desestima y entonces los maestros enfermos quedan en situación incierta, llegando incluso a ser destituidos o a tener que renunciar al Magisterio.