˂ Volver a Portada

El trabajador rural es el cimiento que sostiene este país, dijo Mujica

Escuchar


En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente José Mujica homenajeó a los trabajadores del sector agropecuario y recordó a algunos actores públicos que “no se puede estar con el campo y a favor del campo sin estar comprometido con el porvenir y la génesis del trabajador rural”.

Mujica destacó que “hoy es un día particular, se suscribe en el país como el Día de los Trabajadores Rurales” y lamentó saber que “muchos, la inmensa mayoría de los actuales trabajadores rurales, no tienen conciencia clara del papel fundamental que sus antecesores cumplieron en la construcción material y política de esta sociedad, de este país. Porque mucho antes de ser Uruguay, República independiente, éramos ́Los Orientales ́ y en ese entones empezábamos a salir, sin darnos cuenta, al mercado mundial emergente y vivíamos del cuero y del tasajo. Y fueron manos gauchas proletarizadas que cuerearon y charquearon distintas rinconadas del país”.

Subrayó que “fueron esos gauchos proletarizados, masivamente, esas manos de paisanos que pululaban en las viejas estancias cimarronas las que se hicieron combatientes por la Independencia y luego muchísimos de ellos apostaron su pescuezo y su cuero en los conflictos regionales emergentes”.

El exmandatario siguió describiendo ese devenir de transformación social y de configuración nacional. “Seguramente que sin saberlo fueron estos primitivos trabajadores el instrumento físico que hizo crecer, en medio de interminables conflictos, la economía del país”; y después, “una vez asentada la Independencia”, será “la inmigración de la Europa conflictiva, que fue masiva, allá por 1860 y pico hacia adelante”, la que “va a apuntalar el desarrollo cruzado con un nuevo proletariado, fundamentalmente urbano; fueron esos trabajadores que trajeron los oficios” al país, resaltó Mujica.

Reseñó los orígenes étnicos y culturales que fueron amalgamando a la población uruguaya y remarcó que en ese proceso “los trabajadores rurales desgraciadamente fueron ignorados, permanentemente olvidados y muchas veces usados”. “En este día no puedo olvidarme de las duras jornadas cuando tratábamos de que se aprobara la aplicación de las 8 horas”, apuntó.

“Tenemos que recordar hoy que este país sigue siendo, nos guste o no, la realidad es, un país agroindustrial”, una economía a la que Mujica graficó a continuación citando varios de los procesos productivos que la determinan. “Partamos de la realidad concreta: hoy todo arranca de las manos del trabajador rural, es el cimiento que sostiene este país”, resumió el punto.

“Nosotros nunca nos olvidaremos de los peones rurales, son parte central de nuestra causa, y han sido demasiado pospuestos y olvidados en la historia de este país. Tenemos muy clara la resistencia que hubo para reconocer sus derechos a los peones y a las trabajadoras domésticas y rurales. Fueron duras las jornadas para que se pudieran reconocer sus derechos -recalcó- y todavía falta, tenemos conciencia de que el país ha tenido mucho olvido con ellos”. Entonces, recordó Mujica una prédica de los últimos meses, “no se puede estar con el campo y a favor del campo si no se está comprometido con el porvenir y la génesis del trabajador rural”.