EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Música en claridad

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS
El PIT-CNT sostuvo que la pandemia «dejó al descubierto la tibieza de un gobierno» que “privilegió” a las grandes empresas
01/05/2021
Descargar Audio

En el marco de una situación socioeconómica que cursa sobre la pandemia, donde hay 100 mil pobres nuevos y 60 trabajadores más desocupados, el gobierno «privilegia» al capital financiero y atiende, de forma «insuficiente», a las grandes mayorías, alertaron durante acto virtual el PIT-CNT por el Día Internacional de los Trabajadores. 

Este 1º de mayo el PIT-CNT realizó un acto virtual, ya que Uruguay se encuentra en pandemia y la aglomeración de personas está prohibida por ley.

La actividad que desarrolló la central única de trabajadores se transmitió en vivo desde el anfiteatro de AEBU a través de sus redes sociales y desde TV Ciudad, TNU, La República, Radio Fénix, Radio M24 y Radio Camacuá entre otros.

En esta oportunidad, la oratoria estuvo a cargo de dos mujeres.

Primero habló Tamara García, integrante de la dirección de Fuecys (Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y los Servicios), del Ejecutivo del PIT-CNT y de la Intersocial Feminista, quien sostuvo que la pandemia afectó a la clase trabajadora, aunque no del mismo modo, ya que hubo quienes mantuvieron su fuente laboral por el teletrabajo, «muchas veces renunciando al derecho de desconexión».

A la vez, otros trabajadores fueron enviados al seguro de desempleo. «Tenemos trabajadoras del comercio que vienen sobreviviendo con la mitad de sus ingresos hace más de un año (…) ¿alguien puede vivir con 10 mil pesos por mes?», subrayó García.

A esta situación se suma la de quienes ni siquiera cuentan con subsidio como los artistas, que «quedaron sin respaldo» por el cierre de espectáculos. En este sentido, también recordó las condiciones de trabajo de los feriantes y la de los repartidores de comida en bicicleta o moto, «en la cual tiene que responder un horario que le da un patrón invisible, donde puede ser sancionado si no atiende rápidamente la aplicación».

«No es un emprendedor, es un trabajador precarizado», aseguró.

Por su parte, Flor de Liz Feijoo, una obrera de la aguja, presentada además como la primera mujer uruguaya en hablar en la conferencia anual de la Organización Internacional de Trabajadores (OIT), sostuvo que esta pandemia «deja al descubierto la tibieza de un gobierno, cuyas medidas privilegian al capital financiero, a las grandes empresas y atiende muy insuficientemente a las grandes mayorías».

«Los impuestos no los debe pagar solo los trabajadores. Es justo y necesario que lo pague el capital. Hoy no solo tenemos la urgencia sanitaria; es urgente plantear el tema del trabajo», ya que hubo una pérdida de 60 mil empleos y 100 mil pobres nuevos.

Destacó que el pueblo es el que se puso al hombro cientos de ollas populares y merenderos, «donde comen niños, mujeres y hombres que no tiene sustento.

«Hay historias en la calle. Una mujer jefa de familia decía, de una a siete como con la tarjeta, del 80 al 30 voy a la olla. A quienes compete escucharnos, decimos: el trabajo es urgencia nacional, el trabajo como eje transformador de la realidad que genera riqueza para la sociedad, pero también genera dignidad para quien lo realiza», afirmó Feijoo.

En otro orden, en el sitio oficial de la central de trabajadores se informa que en el 1º de Mayo se movilizaron pequeños grupos para recolectar firmas contra los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC), donde en un relevamiento primario se reunieron más de 80.000.